Home > Internacionales > Violenta incursión policial en Nicaragua

Violenta incursión policial en Nicaragua

 

Una violenta incursión de policías y grupos armados ilegales dejó tres muertos, pánico y dolor en el pueblo de Sutiaba, en León, noroeste de Nicaragua, en las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega que dejan más de 300 muertos en dos meses y medio.

Desconsolada, cerca del féretro de su hijo Alex Machado, de 24 años, Luisa contó a la AFP en su humilde vivienda que el joven murió a tiros cuando las fuerzas del gobierno entraron a Sutiaba para levantar las barricadas de adoquines construidas por manifestantes en las calles.

“Ayer mi hijo me dijo: ‘si muero es por una causa justa’. El corazón de una madre no se engaña, cuando oí la balacera sentí un dolor en mi vientre. Me lo estaban matando. Responsabilizo al gobierno”, declaró la mujer de 42 años, devastada por el dolor.

En otra vivienda, a 200 metros, la familia de Junior Núñez, de 22 años, se congregaba en torno a su ataúd. “Quiero que acabe tanto sufrimiento”, clamó la madre, Aura Rojas. Más allá, en otro sector, yacía el cuerpo de Dany López, de 21, cubierto con una sábana blanca, en la sala de su casa.

Camionetas con policías y hombres vestidos de civil encapuchados y fuertemente armados patrullaban las calles de este empobrecido pueblo indígena de León, ciudad del ilustre poeta Rubén Dario, padre del modernismo en la poesía.

Corrupción y nepotismo
Este enfrentamiento marcó un nuevo episodio de violencia en la ola de protestas que estallaron en Nicaragua el 18 de abril en rechazo a una reforma al seguro social, pero que derivaron en un reclamo de la salida de Daniel Ortega.

310
muertos han dejado las protestas en dos meses y medioLos manifestantes acusan a Ortega, exguerrillero de 72 años que gobierna desde 2007 por tercer periodo consecutivo, de instaurar con su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, una dictadura marcada por la corrupción y el nepotismo.

La acción de policías y grupos progubernamentales en Sutiaba dejó una veintena de heridos.

Sanciones de EEUU
° Ante la fuerte represión, Estados Unidos sancionó a tres allegados a Ortega: el subdirector de la Policía, Francisco Díaz; el presidente de la petrolera Petronic, José Francisco López; y Fidel Moreno, señalado de dirigir actos de violencia cometidos por grupos civiles armados.

La medida implica el congelamiento de sus bienes en Estados Unidos, y a los norteamericanos se les prohíbe negociar con ellos.

La vicepresidenta Murillo no comentó el tema en su alocución diaria. Sólo se refirió al 39 aniversario del triunfo de la Revolución Sandinista de 1979, tras la que Ortega gobernó también una década.

fuente:https://lahora.com.ec

Comentarios