Home > Cultural > Van por el rescate de lo ancestral

Van por el rescate de lo ancestral

Murayan evoca la ancestralidad de los pueblos indígenas de Ecuador, su riqueza y las costumbres que los marcan, a través de la danza.
Esta agrupación, que pertenece a la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo (Espoch, Riobamba), asegura que los bailes y la danzas tienen la capacidad de potenciar la interculturalidad de los pueblos mediante variadas expresiones y sirve para empoderar a las etnias de su esencia, vida, herencia y tradición.

Su esencia. Dennys Bonilla, director del grupo, informó que la esencia de su trabajo como entes culturales se centra en la danza contemporánea, pero también toman como eje la danza etno contemporánea.
“Es decir, fusionamos el folclor con lo contemporáneo para trabajar en la interculturalidad con las artes”, explicó.
Dentro de sus presentaciones destacan danzas inspiradas en acontecimientos nacionales, una de ellas toma como protagonista el capishca, un género musical andino que se baila y se escucha en Ecuador, especialmente en las provincias de Chimborazo y Azuay.
La palabra “capishca” viene del verbo quichua capina, que significa exprimir.
Otra de las canciones que suelen bailar y que resalta la tradición indígena en el sepulcro es la ‘Vasija de barro’, que se centra en la tradición de los incas de enterrar a sus familiares dentro de una vasija.
Antecedentes. Murayan fue conformado en el año 2013 y han venido trabajando en varias presentaciones nacionales e internacionales
Su director asegura que estuvieron en el Encuentro Binacional de Danza Ecuador-Colombia, realizado en la Universidad Politécnica Estatal del Carchi, y hace tres años también fueron invitados por la Casa de la Cultura Núcleo Manabí para un acto especial.
Murayan además alimenta la premisa de que es importante rescatar por medio de las diversas muestras artísticas la interculturalidad de los pueblos, “ya que se están perdiendo las costumbres ancestrales”.
“En varias provincias estamos trabajando con grupos culturales en rescatar las raíces y costumbres”, asegura Bonilla.
Al momento están fortaleciendo proyectos dirigidos como el rescate del canto del Jahuay, ritual sagrado de agradecimiento a la cosecha con una bebida de chicha de jora; el rescate de un personaje típico de la provincia de Chimborazo que viene desde la época colonial conocido como El animero, que sale en época de finados (celebración de los difuntos), también informa el director de Murayan.
Termina defendiendo “queremos que los jóvenes de ahora conozcan sus costumbres y tradiciones y vuelvan a revalorizar la riqueza de sus pueblos, de su herencia ancestral”.

fuente:http://www.eldiario.ec/

You may also like
El Sisay Pacha Raymi, la fiesta del florecimento ancestral y de la recuperación de las tradiciones
En Ecuador, la minga ancestral fortalece la comunicación en las comunidades indígenas
Imbabura: El barro toma forma con espiritualidad ancestral en Cotacachi

Comentarios