Home > Intercultural > Tsáchilas abarcan solo la cuarta parte del territorio que tenían años atrás

Tsáchilas abarcan solo la cuarta parte del territorio que tenían años atrás

 

Ingresando por el kilómetro 7 de la vía que conduce de Santo Domingo de los Tsáchilas a Quevedo, tanto al margen izquierdo como al derecho, se llega a los asentamientos que tiene la nacionalidad tsáchila.

Hace siglos ocupaban aproximadamente unas 10.500 hectáreas, pero en la actualidad su territorio apenas alcanza las 2.500 hectáreas.

“Fue en la época del presidente Velasco Ibarra cuando se designó esta zona para que la población tsáchila se asentara. Se delimitaron las comunas que actualmente ocupamos, con lo cual se trabajó en la recuperación de las áreas”, explicó el exgobernador (2014-2018) Javier Aguavil.

Hace cuatro años se actualizaron los planos de las comunas con el apoyo de la Subsecretaría de Tierras. “Se tiene la planimetría de una superficie que está estipulada en cada comunidad”, agregó.

Geografía. La población tsáchila se ha asentado desde el kilómetro 7 de la vía Santo Domingo-Quevedo.
Identidad
En la comuna tsáchila Cóngoma reside Ángel Aguavil, quien asegura que el territorio forma parte de la identidad de la nacionalidad.

“Las personas dicen que la vestimenta o el achiote en la cabeza caracterizan a los tsáchilas, pero debemos resaltar que si un mestizo decide usar esa indumentaria o tinturarse el cabello, ya dejan de ser rasgos exclusivamente distintivos”, comentó.

7
comunas tsáchilas hay actualmente en Santo Domingo de los Tsáchilas. “En cambio, el territorio que ocupamos en cada una de las siete comunas, o el idioma tsáfiqui, es algo que solo los miembros de la nacionalidad conocemos muy bien, por lo tanto, son rasgos eminentemente nuestros, es nuestra cultura e identidad”, mencionó.

Por este motivo, los tsáchilas mantienen iniciativas para garantizar no seguir perdiendo zonas de su tierra, pues con el arrendamiento de terrenos y la venta de lotes se ha perdido un área considerable, que décadas atrás ocupaban en toda la región del kilómetro 7 de la vía a Quevedo.

Arraigados
“Por un lado fue bueno que se delimitaran los territorios, las comunas, porque así se abrieron los caminos, las trochas por las que en un inicio se llegaba a varias zonas, y que en la actualidad muchas son vías asfaltadas. Sin embargo, al dividir a la población en comunas, hace siglos, se fomentó de algún modo la división entre los comuneros, lo cual hasta cierto punto se mantiene, porque no siempre estamos unidos”, reflexionó Ángel Aguavil.

Es así que además de la chumbillina (vestimenta de la mujer tsáchila) o el cabello pintado con achiote, también la lengua y el territorio que ocupan son fundamentales para que su cultura siga vigente. (ARR)

Recuperación
Años atrás había ocho comunas, una de ellas, llamada Filomena, desapareció porque fue ocupado ese territorio por personas que no pertenecen a la nacionalidad tsáchila. El exgobernador, Javier Aguavil, explicó que hay gestiones encaminadas para conseguir la recuperación de estos territorios.

FUENTE:https://lahora.com.ec

Comentarios