Home > Internacionales > Tensión entre Estados Unidos e Irán agita riesgo de conflicto en el Golfo Pérsico

Tensión entre Estados Unidos e Irán agita riesgo de conflicto en el Golfo Pérsico

 

La escalada de tensión se acentúa en el golfo con la “guerra psicológica” entre EE.UU. e Irán, iniciada luego de la decisión estadounidense de salirse del pacto nuclear con Irán.

EE.UU. ordenó el retiro de su personal diplomático no imprescindible de Irak. Los ejércitos de Alemania y Holanda anunciaron la suspensión de operaciones de entrenamiento en Irak, mientras España había retirado una fragata de un grupo de combate liderado por EE.UU. en el golfo Pérsico.

En tanto, el Gobierno saudita afirmó que los recientes ataques con drones contra navíos amenazan a Arabia Saudita y también a “la seguridad del abastecimiento” de petróleo y a la “economía mundial”.

Un alto funcionario iraní dijo que estaban preparados para todos los escenarios.

Afloraron los temores internacionales de que el gobierno de Trump se encamina hacia una guerra con Irán, junto con expresiones de escepticismo de que la República Islámica represente una amenaza creciente para EE.UU. y sus aliados en el golfo Pérsico y más allá.

Trump negó que su gobierno haya actualizado sus planes de enviar más de 100.000 efectivos para contrarrestar a Irán en caso de necesidad. Pero el presidente también avivó la polémica al afirmar: “¿Lo haría yo? Sin la menor duda”.

Las declaraciones de un general británico pusieron de manifiesto el escepticismo internacional ante la acumulación de fuerzas estadounidenses en el Medio Oriente, un legado de la invasión de Irak en 2002 basada en información falsa. EE.UU. no ha presentado pruebas que respalden su afirmación de una amenaza creciente iraní, lo que ha causado malestar en los aliados.

Al aumentar las tensiones en la región, el secretario británico del Exterior, Jeremy Hunt, dijo que su país temía el riesgo de un conflicto accidental “con una escalada en verdad involuntaria por ambas partes”.

El mando central estadounidense dijo que la coalición en Bagdad ha elevado el nivel de alerta para todos los efectivos en Irak y Siria.

Estados Unidos tiene unos 5.000 efectivos en Irak y unos 2.000 en Siria como parte de la campaña para derrotar al Estado Islámico. Tiene además desde hace mucho tiempo fuerzas navales y aéreas apostadas en Baréin, Catar y otros lugares del golfo Pérsico, en parte para apoyar la campaña contra el ISIS y en parte para contrarrestar la influencia iraní.

Las tensiones han aumentado drásticamente. EE.UU. ha iniciado un despliegue militar en la zona del golfo.

Teniendo en cuenta el desequilibrio de fuerzas, un enfrentamiento entre Irán y EE.UU. se aparentaría más a una “guerrilla naval”, que se desarrollaría sobre todo en el estrecho de Ormuz debido a su compleja geografía, dicen expertos. (I)

fuente:https://www.eluniverso.com

Comentarios