Home > La Opinión de Baird > SIN EMPLEO NI ILUSIÓN

SIN EMPLEO NI ILUSIÓN

Manabí y su gente vive un momento de incertidumbre, después del terremoto del 16 de abril del 2016, no existe una reactivación económica que permita evidenciar optimismo, el gran polo de desarrollo, la provincia del Milenio y otros membretes, quedaron sólo como ilusiones que no despegan producto esencialmente por la falta de liderazgo, claro, las circunstancias ayudaron al desencanto.

Pasamos de tener un relato positivo a uno negativo, la desazón es el denominador común en la población, las autoridades locales, provinciales y nacionales son señaladas como los grandes responsables. Lo lamentable es no asumir la corresponsabilidad, no involucrarse en los grandes temas ciudadanos, las cuestiones públicas no pueden ser manejadas exclusivamente por quienes ejercen el poder político.

La máxima preocupación es la falta de empleo, ni siquiera los títulos académicos ayudan a conseguir trabajo, es un problema estructural del Ecuador, sin embargo, en una provincia tan rica el emprendimiento se estanca por la falta de créditos blandos y accesibles. Sin empleo no hay recursos, sin recursos no hay consumo, sin consumo no existe dinamismo en la economía.

En Bahía y San Vicente la situación inclusive es mucho más dramática, las potencialidades no son aprovechadas, la infraestructura natural para desarrollar el turismo pierde oportunidades por no tener valor agregado. No hay playas en Bahía y San Vicente cuando sube la marea, hay que buscar balnearios cercanos como Canoa, San Jacinto, San Clemente…, no existe una buena conectividad y lo peor de todo una infraestructura hotelera de primer nivel.

Entonces, es prioritario tener una agenda mínima para el desarrollo, la misma que debe ser consensuada por autoridades y ciudadanía, donde obras necesarias y urgentes se conviertan en la razón de la lucha diaria ante el gobierno central. No podemos quedar marginados como pueblitos hermosos destruidos por los fenómenos de la naturaleza, donde sus pobladores son agentes y testigos pasivos.

Simples ideas, sin considerar que no hay otras posibilidades, el turismo debe ser desarrollado como una verdadera industria, debemos aprovechar las riquezas del mar, atraer como sucedió antes a inversionistas nacionales y extranjeros. Con obras importantes: Recuperación de playas, carretera Bahía-Manta, reactivación aeropuerto Los Perales y construcción del puerto Punta Bellaca. Suficiente, el resto llegará por añadidura.

 

Comentarios