Home > Intercultural > San Francisco de Asís es elogiado en Quevedo

San Francisco de Asís es elogiado en Quevedo

 

Las máscaras de payasos, moros y otros personajes de fantasía prendieron el pregón destinado a celebrar a San Francisco de Asís. Durante la conmemoración, en la cual se hicieron presentes danzantes pertenecientes a diferentes nacionalidades, como la yumbada y los negritos, se rindió culto a la mayor celebración ancestral de los franciscanos.

Estuvieron los cabecillas y los guambras, para completar el rito que lo han practicado durante más de tres meses.

Danza
La danza se convierte en atractiva y divertida. La yumbada se coloca en el centro y a su alrededor están los demás bailarines, entre ellos los moros, quienes alimentan a los bailarines. Durante los dos días de festividades, los danzantes recorren las casas de los priostes para hacerlos participes.

Esta fiesta ancestral se realiza desde hace más de 20 años en la calle José Laborde, en el corazón del cantón Quevedo, en Los Ríos.

Allí, cada año hay distintos tipos de priostes que trabajan los 365 días para lograr adquirir el dinero que va solventar los gastos de la procesión y otros eventos.

Presentación
La fe con la que los devotos hacen estas actividades también ha sido heredada por sus hijos, quienes se colocan atractivos trajes para bailar por San Francisco.

20
años llevan celebrando los franciscanos su devoción en Quevedo. Carlos Luis Yugcha es uno de los danzantes que cada año llega desde el cantón Pujilí, Cotopaxi, para deleitar a los quevedeños con sus coplas. “Nosotros los ‘negritos’ rendimos un homenaje a San Francisco. Viajamos kilómetros con el fin de dar alegría”, detalló.

Para él, las festividades de San Francisco se viven desde octubre hasta el 15 de enero.

Durante estos actos aparecen el angel, el embajador, (un tipo de militar adornado, encargado de entretener al público), los caporales, la mama negra y el rey moro (el encargado de adornar la procesión).

Los payasos son los encargados de llamar la atención de las personas con sus formas de moverse y bailar con la comparsa al ritmo de la banda. Y no se quedan atrás los loeros, quienes reparten trago artesanal, hecho por ellos.

Pero quienes se ‘roban la película’, previo a la procesión, son las camisonas, personificadas por hombres vestidos con largos trajes, simulando ser mujeres ‘guarichas’.

Procesión
Camilo Pereira, otro participante de las danzas, llega desde Ambato para deleitar con su orquesta, la cual tiene 19 años.

EL DATO
Durante el paso de las comparsas por la ciudad se pone en manifiesto la alegría y la felicidad de los danzantes.
Los bailarines salen a la calle y forman un ruedo, empiezan a danzar al son de la banda. Los más pequeños brincan exaltando cánticos religiosos.

La procesión inicia desde la casa de uno de los priostes, recorren las calles de la ciudad hasta llegar a la iglesia San José, donde se realiza una misa en honor a su patrono: San Francisco.

Luego, arrancan en una caminata que los regresa a su punto de inicio.

Y así finalizan el día, entonces guardan sus trajes y máscaras para una siguiente salida, dentro de un año. (MZA)

Sobre el santo
° Francisco de Asís, Giovanni di Pietro Bernardone Francesco d´Assisi, fue un místico italiano y predicador, fundador de los franciscanos.

Su festividad es el 4 de octubre, fundador de las órdenes menores de nacionalidad italiana. Patrón de sociedades de protección de animales, ecologistas, protección del ambiente, comerciantes, Italia, Asís, Basilea, Bolonia, Estados Pontificios, San Francisco.

Falleció el 3 de octubre de 1226, cerca de la capilla de la Porciúncula, y fue sepultado en San Giorgio. Fue canonizado el 16 de julio de 1228 por el papa Gregorio IX. Sus restos están en la Basílica de San Francisco en Asís.

En septiembre de 1224, tras 40 días de ayuno, rezando en el monte Alverno, sintió un dolor mezclado con placer, y las marcas de la crucifixión de Cristo, los estigmas, aparecieron en su cuerpo. Fue llevado a Asís, donde pasó los años que le quedaban marcado por el dolor físico y por una ceguera casi total.

En 1980 el papa Juan Pablo II le proclamó patrón de los ecologistas. Sus emblemas son el lobo, el cordero, los peces, los pájaros y los estigmas. Su festividad se celebra el 4 de octubre. En el convento de San Francisco de Quito, los frailes todos los días le siguen sus huellas, buscan imitar su vida sirviendo a los pobres y la minimidad de una comunidad fundamentada en el amor a Dios.

fuente:https://lahora.com.ec

Comentarios