Home > Intercultural > Relato: Hombre tsáchila regresó del ‘más allá’ por su amada

Relato: Hombre tsáchila regresó del ‘más allá’ por su amada

 

El libro ‘El recuerdo de los abuelos: literatura oral aborigen’, narra algunas leyendas de los ancestros. A continuación se despliega la leyenda de unos jóvenes tsáchilas.

Suceso
Una mujer tenía una hermosa hija, de la cual un joven tsáchila vivía enamorado. Un día, él estaba construyendo una casa, sin la ayuda de nadie, y cuando culminó la edificación, pidió la mano de la hermosa dama, pero desafortunadamente se la negaron.

Despechado por la negativa, el joven huyó a la selva enojado y allí murió. Luego de un mes, la muchacha se fue a recoger hojas al bosque y el espíritu del chico fallecido estaba parado en la puerta de su casa esperando que saliera.

Enseguida la fue siguiendo y cuando ella se dio cuenta de su presencia, huyó rápidamente con dirección a su casa.

Muy nerviosa le contó a su madre lo que había pasado diciéndole: “Ha regresado el colorado ese, ha regresado”.

Entonces, la madre se enojó y le contestó: “¡Qué me vienes a decir, qué va a regresar”! Y minutos después de la discusión la señora fue a inspeccionar el lugar para comprobar si era cierto lo que su hija le comentó.

Descripción
La chica manifestó: “Mamá, él está igualito, solo la nariz está un poquito podrida”. Y durante su camino fue recordando esas palabras esperando encontrar a quien su hija describía.

Pero el espíritu del joven enamorado, quien había adoptado una forma extraña entre humano y tigre, ya se había ido del sitio.

Regreso
La mamá retornó a su hogar aún molesta con su hija y al llegar se percató de que la chica tenía una apariencia un tanto pegajosa y sucia, simulando tener cosas podridas adheridas al cuerpo.

La joven volvió a repetir a su madre que aquel ser que vio en el bosque era ese hombre que le pretendía, pero cada vez que hablaba de él, ella se debilitaba más y más.

A la medianoche, la mujer tuvo una fiebre demasiado alta. Esto causó preocupación a los comuneros, ya que no había poder humano que le ayudara a contrarrestar este mal.

Luego de dos días falleció y al instante su cuerpo tomó una coloración café, tal como si fuera un tigre.

Los sabios del sitio llegaron a la conclusión de que el joven enamorado se propuso a quedarse con ella, llevándose su alma a como diera lugar.

fuente:https://lahora.com.ec/

Comentarios