Home > Internacionales > Presidente francés Emmanuel Macron cede ante los ‘chalecos amarillos’ y plantea aumento en el salario

Presidente francés Emmanuel Macron cede ante los ‘chalecos amarillos’ y plantea aumento en el salario

 

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció una serie de medidas para atajar la crisis de los “chalecos amarillos”, que incluyen un aumento en 100 euros del salario mínimo, una exención de impuestos para algunos jubilados y una prima de fin de año en las empresas “que puedan”, pero se negó a restablecer un impuesto a la riqueza, en respuesta a una ola de protestas que ha desafiado su autoridad.

“Mi única preocupación son ustedes, mi única lucha es por ustedes”, dijo Macron.

En 2018, el salario mínimo mensual en Francia es de 1.498 euros brutos y 1.185 euros netos ($ 1.701 y $ 1.344 respectivamente) y estaba previsto para enero un aumento de 1,8%, que los manifestantes del movimiento “chalecos amarillos” consideraban muy poco para el alto costo de vida en el país.

Macron, con aspecto tenso, también dio marcha atrás de un impopular aumento en los impuestos a los jubilados que fue introducido por su gobierno, sin subir las pensiones. Esta exención al aumento del impuesto por cotizaciones sociales se aplicará a quienes ganen menos de 2.000 euros.

Entre los gestos hacia la clase trabajadora, Macron también pidió a las empresas “que puedan” que paguen a sus empleados una prima de fin de año también exenta de impuestos y cargas sociales.

“Queremos una Francia donde se pueda vivir dignamente del trabajo. Pido al Gobierno y al Parlamento hacer lo necesario”, dijo Macron antes de anunciar el aumento del salario mínimo (en 113 dólares).

Cuarenta años de ‘malestar’
Volviendo a las razones de la crisis, Macron habló de “40 años de malestar que resurgen” y admitió que entendía como “justa en muchos aspectos” la ira de los “chalecos amarillos”.

En lo que pareció un acto de mea culpa agregó que era consciente de haber ‘herido’ a sus compatriotas con ciertas declaraciones, dijo en referencia a quienes lo tildan de arrogante y de ser “el presidente de los ricos”.

Estas medidas fueron acogidas con decepción por los “chalecos amarillos”, aunque algunos reconocen que el presidente hizo ‘gestos’, consideran que son medidas “insuficientes” o ‘incompletas’ para frenar las protestas. (I)

fuente:https://www.eluniverso.com

Comentarios