Home > Internacionales > Playas en Europa y Oriente Medio establecen normas y permiten regreso de turistas

Playas en Europa y Oriente Medio establecen normas y permiten regreso de turistas

Con el inicio del desconfinamiento en las últimas semanas en países de Europa, Asia y Medio Oriente y con un clima abrasador por el verano con una ola de calor, muchos habitantes se han volcado a las playas.

“Es la primera vez que me zambullo en el agua en meses. ¡Es la mejor sensación del mundo!”, dice Daria, de 30 años, quien no se hizo rogar para disfrutar de la reapertura de las playas en Israel tras dos meses de confinamiento por el virus.

En Israel se autorizó la apertura al público de 124 playas vigiladas marcando el comienzo oficial de la temporada veraniega. En principio, estaba programado para el 1 de abril, pero luego se postergó hasta el 1 de junio por causa de la pandemia de COVID-19, para final mente ser adelantado 10 días.

Luciendo camisetas de color naranja fosforescente, los playistas de Tel Aviv han instalado tumbonas y parasoles en la arena, cuidando respetar las directivas de distanciamiento, bajo la mirada un tanto inquisitiva de paseantes que se acercan para respirar aire puro.

En España, Barcelona abrió también sus playas y parques para realizar paseos, en una ligera flexibilización del confinamiento en la segunda ciudad del país, fuertemente golpeada por el coronavirus.

Las playas de esta turística ciudad ya estaban disponibles para la práctica deportiva por las mañanas, pero ahora están abiertas de 06:00 a 20:00 para paseos por la arena.

“Disfrutemos de la playa de manera responsable. Recordemos que no está permitido el baño recreativo, tomar el sol en la arena ni hacer deporte en grupo”, tuiteó la Policía.

En la playa cada cierto tiempo suena por los altavoces un mensaje que recuerda que “no está permitido el baño recreativo o quedarse en la arena tomando el sol”.

Coronavirus: Barcelona abre sus playas y parques para dar paseos
“Hacía dos meses que no veía el mar y le he dicho a una compañera de ir un momento a ver el mar antes de ir a trabajar”, cuenta Helena Prades, una psicóloga de 43 años sentada en la arena con una compañera de trabajo, ambas utilizando mascarilla.

“Escuchar el sonido de las olas, pasear un poco por la playa, teníamos muchas ganas de venir”, agrega Helena.
Cientos de playas de Francia, tras permanecer cerradas durante casi dos meses para luchar contra la epidemia del coronavirus, reabrieron el fin de semana para quienes deseen bañarse, pasear o realizar deporte en solitario.

Con la reapertura está prohibido permanecer inmóvil en la playa, tomando el sol por ejemplo, y tampoco se autorizan las reuniones de más de diez personas, las celebraciones o el consumo de alcohol.

En la playa de La Grande Motte, sur de Francia, las autoridades locales optaron por delimitar zonas acordonadas a lo largo de la zona para mantener separados a los bañistas con el fin de respetar el distanciamiento social.

Sin embargo, en tres ciudades de la costa atlántica francesa volverán a cerrar sus playas, debido a que la gente no está respetando el distanciamiento físico, anunciaron las autoridades locales.

“Alcaldes de varias ciudades pidieron cerrar sus playas a partir del miércoles por la noche debido a que se constataron comportamientos inaceptables el fin de semana pasado”, afirma la prefectura de Morbihan, noroeste del país.

Los pequeños territorios del Caribe como Bermudas y Jamaica también van retomando la normalidad con la apertura de sectores y de las playas. (I)

fuente_:https://www.eluniverso.com/

Comentarios