Home > Internacionales > Paraguay vuelve a clases con una modalidad híbrida y la oposición sindical

Paraguay vuelve a clases con una modalidad híbrida y la oposición sindical

 

Paraguay inició este martes el curso escolar con una modalidad virtual y presencial que no convence a los sindicatos de docentes, quienes en una concentración en la capital reiteraron su rechazo a la segunda fórmula al considerar que los centros no están preparados para enfrentar casos de contagio por Covid.

En este primer día lectivo, tras un año sin clases, algunos colegios y escuelas permanecieron cerrados para los alumnos mientras que otros comenzaron a recibir a pequeños grupos de estudiantes, pero sin la algarabía del primer día de años anteriores.
Uno de los centros que iniciaron las clases de forma presencial fue el Colegio Nacional Presidente Franco, en el centro de Asunción, que este martes recibió a 45 estudiantes de séptimo grado, de entre 12 y 13 años.
En los próximos días se irán incorporando más alumnos de forma gradual y, al igual que el resto de escuelas del país, alternará la modalidad híbrida y presencial, como dijo a Efe su director, Julio Benítez.
Para retomar las clases presenciales, el Colegio Nacional Presidente Franco ha instalado en su patio lavabos con jabón y alcohol, ha reducido el número de alumnos por aula a un máximo de 15 y ha divido las instalaciones por zonas.
Los 45 estudiantes de séptimo grado que empezaron este martes las clases tuvieron que lavarse las manos al ingresar al centro y tomarse la temperatura antes de pasar a sus clases para conocer a sus nuevos compañeros y profesores, todo sin quitarse las mascarillas.
Dentro de las aulas, unas cruces amarillas en el suelo marcaban la distancia de seguridad entre los pupitres y otra línea del mismo color delimitaba el espacio para el profesor frente a la pizarra.
Este año, además de presentarse, los docentes también han tenido que explicar a sus alumnos los protocolos de seguridad para reducir los contagios.
A pesar de los esfuerzos para reanudar las clases con la pandemia de coronavirus todavía presente, el director del Colegio mantiene la confianza en que «lo antes posible» se pueda recuperar cierta normalidad.
«Los chicos también están ansiosos. Somos seres sociales por naturaleza. Sí o sí necesitamos interactuar. No solamente se aprende a través de la distancia; interactuando es como mejor se aprende», comentó Benítez a Efe.
Asimismo reconoció que en el curso pasado existieron «dificultades» en el aprendizaje y las clases virtuales, por los problemas de conexión y la situación económica de algunas familias, pero recalcó que la comunidad educativa trató de facilitar el aprendizaje de los menores en la distancia.
En esta atípica vuelta al cole, después de un año de clases virtuales, el claustro educativo es consciente de que muchos alumnos pueden arrastrar problemas psicológicos, por lo que no descartan evaluar esta situación al final del primer trimestre.
SINDICATOS EN CONTRA DE LA PRESENCIALIDAD
La reanudación de las clases presenciales supone para los sindicatos de profesores «un riesgo demasiado grande», como expresó a Efe uno de los miembros de la Unión Nacional de Educadores, Reinaldo Figueredo.
«Nuestras instituciones públicas no están en condiciones para albergar a niños, jóvenes y trabajadores de manera segura (…). También (está) el alto nivel de contagio en este momento en Paraguay, que cualquier persona en su sano juicio tiene que pensar dos veces para iniciar modalidad presencial», apuntó Figueredo.
Los sindicatos de docentes culparon al Ministerio de Educación de su falta de previsión y recordaron que «perdió ocho meses sin hacer nada».
Figueredo señaló que, un año más, la comunidad educativa «tiene que hacer maravillas» para garantizar la vuelta a clase, muchas veces en escuelas precarias y deterioradas, a lo que este año se suma la pandemia.
Desde los sindicatos reclaman mantener a lo largo de este curso la modalidad virtual, «hasta que se generen condiciones que puedan garantizar mínimamente» la seguridad de los alumnos y de la comunidad educativa.
Además, piden a las autoridades que se dé preferencia a los docentes en el acceso a la vacuna contra el coronavirus, ya que trabajan en un entorno «de alto riesgo».
Al margen de las críticas, el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, acudió este martes al inicio de curso en un colegio del interior del país y mandó un mensaje a la ciudadanía a través de su cuenta de Twitter.
Desde marzo de 2020 hasta la fecha, Paraguay ha registrado 154.904 contagios, 3.119 fallecidos y 129.631 recuperados, según los últimos datos del Ministerio de Salud.
El promedio de casos nuevos diarios alcanza los 1.094, el más alto desde el comienzo de la pandemia, de acuerdo con esa fuente. EFE

fuente:https://www.eldiario.ec/

Comentarios