Home > Internacionales > Operación masiva en EE.UU.para deportar a inmigrantes

Operación masiva en EE.UU.para deportar a inmigrantes

 

El miedo a los arrestos volvió a encenderse ayer entre los inmigrantes sin papeles de Estados Unidos. Donald Trump anunció en junio una oleada de redadas para expulsar a unos 2.000 extranjeros que tienen orden de deportación y lo acabó aplazando, pero, según avanzó The New York Times, las detenciones se producirán a partir de este domingo en 10 grandes ciudades.

Más de 10 millones de inmigrantes irregulares residen en el país, según el centro de investigaciones Pew Research, el 66% de ellos desde hace más de una década.

Esta vez, han sido fuentes anónimas de la Administración las que han informado del asunto al Times y después han confirmado a otros medios.

Punto insostenible
El objetivo es arrestar a 2.000 extranjeros que ya han recibido órdenes de deportación, pero han permanecido en el país. No está claro el éxito de la operación.

La policía migratoria (ICE, en sus siglas en inglés) no puede legalmente entrar en una casa por la fuerza y, con lo tan cacareado de los arrestos, tiene sentido que los inmigrantes opten por simplemente no abrir la puerta o, si pueden, cambiar de dirección. Las redadas, sin embargo, se desarrollarán durante días y la situación llegará a un punto insostenible.

PROTESTAS. Las manifestaciones en contra de las deportaciones no han dado ningún resultado. (Infobae)
Nueva advertencia
Formalmente, la ICE no ha confirmado ni desmentido el plan, con el lógico argumento de que no comentan operaciones en marcha, pero las fechas coinciden con los avisos del propio Trump. El pasado de 22 junio, el mandatario advirtió de que el aplazamiento duraría “dos semanas” con el objetivo de ver “si demócratas y republicanos pueden juntarse y trabajar en una solución”, para lo que califica de “problema de vacío legal” en la frontera sur. Si no, añadió, “¡empezarán las deportaciones!”.

Bandera electoral
La expulsión de indocumentados con orden supone una práctica habitual; las redadas, también. Así que el anuncio a los cuatro vientos tiene mucho de declaración política. El republicano ha hecho de la mano dura con la inmigración una bandera electoral y presiona para lograr una legislación que estreche más los controles migratorios en la frontera, como hizo en su día con la posible expulsión de los ‘dreamers’ o ‘soñadores’ (los jóvenes migrantes que llegaron sin papeles como niños y han crecido en EE UU).

fuente:https://lahora.com.ec

Comentarios