Home > Nacionales > Oleajes dejan secuelas en la Costa

Oleajes dejan secuelas en la Costa

 

Habían 24 cabañas situadas en la orilla. Ahora quedan 10, pues el resto resultaron afectadas parcial o totalmente debido al arrastre de la marea en el balneario de Santa Lucía de Las Peñas, cantón Eloy Alfaro, en Esmeraldas.
A ello se suman tres hoteles: Alejandra, Cabañas Paraíso y Sol y Mar, que registraron cuantiosas pérdidas como la ruptura del muro de contención, que poco resistió ante la inclemencia de la naturaleza. Viviendas y cuartos de habitación inhabitables, fueron el resultado del fuerte oleaje en la mencionada playan esmeraldeña.

Camionetas y tricimotos eran utilizados por los propietarios de los inmuebles para evacuar la zona, que registraba hasta la tarde de ayer fuertes olas. Al lugar llegó el comandante de la Zona 1 de la Policía Nacional, Juan Jaramillo Paredes, quien junto al presidente del Gobierno Parroquial de Las Peñas, Iván Castillo, recorrieron la zona y constataron los daños.

El vicepresidente, Otto Sonnenholzner, expresó su solidaridad y comunicó las acciones de trabajo a través de su Twitter: “Frente a las secuelas del fuerte oleaje que se registra en el perfil costero ecuatoriano se activaron los Comités Operativos de Emergencia y equipos técnicos están en las zonas asistiendo a los afectados. Garantizar la vida de nuestros pobladores es la prioridad”.

Tareas de mitigación

Por otra parte, una capa de arena de unos 70 centímetros se formó en el malecón de la parroquia Tonchigüe al sur de la provincia de Esmeraldas la madrugada del sábado, producto de las fuertes e intensas olas que se vienen registrando desde el sábado pasado y que han afectado algunos zonas del perfil costero de Esmeraldas.

Los dueños de las viviendas y locales comerciales apostados frente al lugar turístico, con la ayuda de vecinos y familiares protegían los frentes de esos locales con sacos de arenas para amainar el impacto de las olas que esperaban en horas de la tarde noche, según lo anunciado por el Instituto Geográfico de la Armada.

Maquinaria del Municipio de Atacames y de personas solidarias retiraban la acumulación de arena del malecón para evitar que con un nuevo oleaje se llene más la infraestructura turística de ese material y que las olas lleguen con facilidad provocando mayores daños.

En la parroquia Tonsupa, también al sur de Esmeraldas, volquetas y tractores cargaban y colocaban enormes piedras en el malecón de esa jurisdicción, la más afectada por los destructores oleajes.

Salinas y Jambelí

El comercio turístico de Salinas, provincia de Santa Elena, se ve afectado por el fuerte oleaje y por la declaratoria de bandera roja.

Desde la noche del sábado, olas de hasta cinco metros de altura golpeaban el malecón de Salinas, generando temor en las personas cuyas viviendas y locales comerciales están ubicados a lo largo de las playas de Chipipe y San Lorenzo.

Joffre Lino, residente en la zona, dijo que la situación se torna tensa porque el agua del mar cubría parte de la avenida del malecón y calles de intercepción.

El ECU911 Samborondón emitió un mensaje pidiendo a los turistas evitar ingresar al mar debido a las condiciones que presentan un grave riesgo para la vida de los bañistas.

Esto mientras Voltaire Medina, de la Unidad de Riesgos de Santa Rosa, provincia de El Oro, hacía lo propio con las personas que acuden al balneario de Jambelí.

Según un informe preliminar del COE cantonal, cinco viviendas y una hostería resultaron afectadas por los oleajes que empezaron los primeros días de diciembre.

fuente:https://lahora.com.ec

Comentarios