Home > Internacionales > Murió un infectado de coronavirus en Francia: es el primer deceso fuera de Asia

Murió un infectado de coronavirus en Francia: es el primer deceso fuera de Asia

La muerte de este hombre, un turista de 80 años, es “la primera afuera de Asia, la primera en Europa”, subrayó la ministra en una conferencia de prensa. Hasta ahora se habían registrado solo tres decesos fuera de China continental: en Filipinas, Hong Kong y Japón.

El fallecido, originario de la provincia de Hubei -la más afectada en China-, había llegado a Francia el 16 de enero y llevaba desde el 25 de enero ingresado en el hospital Bichat de la capital francesa. Se encontraba en estado muy grave, con respiración artificial.

Buzyn, que compareció ante la prensa, explicó que hay otros seis pacientes con la enfermedad que están hospitalizados en Francia, pero no hay inquietud sobre su situación.

El brote del coronavirus ha dejado ya 1.523 muertos y 66.492 afectados en China. Las autoridades sanitarias de ese país han confirmado durante el viernes 2.641 nuevos casos y otras 143 muertes, de las que 139 fueron en la provincia de Hubei, donde se encuentra Wuhan, ciudad origen de la epidemia, dos en Henan, una de Pekín y otra en Chongqing.

Aunque China es el epicentro del brote y el país más afectado, el coronavirus se ha extendido ya a otros países del sureste asiático y también se han detectado casos en Europa y América.

Los signos comunes de infección por el virus, cuyo nombre oficial es Covid-19, incluyen síntomas respiratorios, fiebre, tos y dificultades para respirar. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e, incluso, la muerte.

En 2003, más de 600 personas habían muerto en China a causa del brote de SARS o síndrome respiratorio agudo que se detectó por primera vez en 2002, mientras que la cifra a nivel global alcanzó los 765 fallecidos.

Por otra parte, todas aquellas personas que regresen a Beijing tras las prorrogadas vacaciones del Año Nuevo lunar deberán pasar una cuarentena de 14 días en casa para ayudar a prevenir contagios del coronavirus COVID-19, informaron medios locales.

De acuerdo con el diario oficial Beijing Daily, que cita un grupo de trabajo local para la prevención de la epidemia, quienes no hagan una cuarentena de 14 días tras su vuelta serán castigados según la ley, aunque no especifica qué medidas se tomarán ni si las restricciones también se aplican a no residentes o a extranjeros.

“Desde ahora, todos aquellos que regresen a Beijing deben quedarse en casa o en centros de observación durante 14 días tras su llegada”, agrega la información.
fuente_https://www.infobae.com/

Comentarios