Home > Internacionales > México ante difícil plazo para frenar la migración a Estados Unidos

México ante difícil plazo para frenar la migración a Estados Unidos

 

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, dijo que su país aún podría imponer aranceles sobre los bienes mexicanos si no hay progresos suficientes en el compromiso del país vecino de frenar la inmigración ilegal.

En México, el canciller Marcelo Ebrard, indicó que las medidas acordadas entre su país y EE.UU serán evaluadas en un plazo de 45 días y que los países volverán a negociar si el flujo migratorio no disminuye.

Ebrard refirió que si esto ocurriera, Washington volverá a poner sobre la mesa su propuesta para que México sea tercer país seguro –que los migrantes tengan que pedir asilo en México antes que en EE.UU.– y el Gobierno mexicano propondrá que se establezca un sistema de refugio regional y que en las conversaciones participen el alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados y gobiernos de Guatemala, Panamá y Brasil, por donde entran migrantes.

El secretario dijo que en el acuerdo no se aclara cuánto debe bajar el flujo de migrantes, lo que deja la puerta abierta a diferentes interpretaciones y a que regrese la amenaza de imponer aranceles. Sin embargo, reconoció que a EE.UU. le gustaría tener cero migrantes que pasen por México y que su gobierno ha vivido “el momento más difícil de la relación” con Washington.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se reuniría con su gabinete para analizar la implementación del acuerdo y la puesta en marcha de un plan que les “permita cumplir los compromisos”.

El pacto para evitar los aranceles compromete al país a recibir a todavía más centroamericanos solicitantes de asilo en EE.UU. para que esperen su trámite en la frontera norte y a reforzar el control de la frontera sur con la Guardia Nacional.

El Gobierno estadounidense ha retornado a México a más de 10.000 centroamericanos para que esperen en este país sus trámites de asilo desde enero.

Durante abril y mayo hubo un incremento notable de acciones de contención de migrantes que se tradujo en más detenciones y deportaciones y en un despliegue más visible de policía militar, soldados, marinos y policías federales.

La llegada de migrantes a la frontera con EE.UU. va en aumento con las caravanas. Según cifras oficiales estadounidenses, desde octubre pasado el ritmo de llegada ascendió a 677.000 personas. (I)

fuente:https://www.eluniverso.com

Comentarios