Home > Nacionales > Martínez, Duarte y Mera eran los ‘scouts’ de Rafael Correa

Martínez, Duarte y Mera eran los ‘scouts’ de Rafael Correa

 

Alexis Mera y María de los Ángeles Darte, los nuevos procesados por el caso ‘Arroz Verde’, con Pamela Martínez, tienen una larga historia con el expresidente Rafael Correa. Los dos primeros desde sus años en la Universidad Católica de Guayaquil.

Una historia que fue retratada con lujo de detalles en el libro ‘El séptimo Rafael’, escrito por las periodistas Mónica Almeida y Ana Karina López.

Duarte, como estudiante de la Católica, se encontró con Correa por los pasillos de la universidad. Tanta fue su amistad, que las fiestas y reencuentros de promoción se hacían en casa de la familia de Duarte, en el barrio Centenario de Guayaquil. Así, la exministra logró labrarse múltiples cargos públicos y parte del control de Alianza PAIS en Guayas.

Durante el primer año del Régimen correísta, Duarte elaboró una lista de posibles funcionarios del Guayas. Ahí fue cuando Alexis Mera apareció en escena. A pesar de no haber participado directamente en la campaña, contaba con el favor del círculo cercano de compañeros universitarios del expresidente.

Mera pidió la Cancillería, pero se quedó como secretario jurídico de la Presidencia de la República por 10 años.

Durante las primeras reuniones de partido de PAIS, era Mera quien solventaba cualquier discrepancia legal que surgiera ante los proyectos de Correa.

Conexión con historia
Pamela Martínez conoció a Correa por los Boy Scouts. El expresidente participó en esta organización desde muy joven cuando era estudiante del colegio La Salle, en Guayaquil.

Correa fundó el Grupo 17 Cristóbal Colón, donde hizo amistad con uno de sus grandes colaboradores: el exvicepresidente, Jorge Glass, y de ese grupo surgió una Martínez que se ganó la confianza de Correa, hasta llegar a ser asesora de la Presidencia y jueza de la Corte Constitucional.

Según la investigación de ‘Arroz Verde’, Martínez era la encargada directa de recolectar dinero de diferentes empresas nacionales y multinacionales, incluída Odebrecht, con aprobación de Glass y Mera. También distribuía el dinero entre los altos dirigentes de Alianza PAIS.

Precisamente, en su cuaderno, con las diferentes anotaciones, dejaba registro de cómo eran las transacciones: Glass aprobaba directamente, Duarte usaba a sus asistentes para recolectar y enviar el dinero en sobres manila tamaño oficio, mientras que Mera era asiduo de Glass y el Presidente, para pedir recaudaciones.

Duarte, luego de participar en el Gobierno de Correa, se dedicó a trabajar para una compañía que gerencia diferentes proyectos de construcción. Precisamente, una de las pruebas de Fiscalía fue que en 2017, último año de Correa como Presidente, le fue asignado un contrato por $2,1 millones a dicha empresa para hacer la fiscalización del hospital de Durán.

Mera, por otro lado trabajaba para un bufete de abogados. Ambos fueron detenidos en Guayaquil el pasado viernes y trasladados a Quito. Donde la fiscal Ruth Amoroso pidió su detención luego de conocer las anotaciones del cuaderno de Martínez, encontrado en el departamento de la exasesora de la Presidencia.

Defensa
Durante la audiencia de presentación de cargos en su contra, Mera dijo: “sé quién es esa señora (Pamela Martínez), pero nunca fui cercano a ella”, a pesar de que las anotaciones del cuaderno de la exasesora demuestran lo contrario.

Precisamente, ante el intento de Mera de que la jueza Daniella Camacho descartará la evidencia del cuaderno, la fiscal general, Diana Salazar, leyó varios extractos de la libreta donde las siglas ‘VP’ (Vicepresidente) y ‘SP’ (Señor Presidente) aparecían junto al nombre de Mera y la trama detallada de entrega y repartición de dinero.

Duarte fue más cautelosa y dejó que su abogado, Diego Correa, hablara por ella. Aunque, en un par de ocasiones, la jueza Camacho le llamó la atención por interrumpir a los demás: “si usted quiere hablar, ya tendrá su turno”; le dijo. Cuando esto ocurrió, sólo pidió: “piensen en mi hijo”, para que no la enviaran a la cárcel. (JDC)

fuente:https://lahora.com.ec/

Comentarios