Home > Intercultural > Los chachis, entre lo ancestral y moderno

Los chachis, entre lo ancestral y moderno

 

Pese a vivir entre lo tradicional y lo moderno, los habitantes chachis, nacionalidad propia de Esmeraldas, mantienen sus costumbres ancestrales. Una de ellas es saludar con una sonrisa y no estrechando las manos, como comúnmente lo hace el grueso de la población mundial.

El dirigente comunitario y maestro chachi, Roberto Añapa Trujillo, afirma que la sonrisa es un saludo de sus antepasados y hasta la fecha la mantienen de generación en generación.

Para esta comunidad, la sonrisa quiere decir que todo está bien, pero cuando alguien no ríe, significa que algo no está bien en él. Si se trata de la esposa o el esposo, el asunto lo arreglan al estar solos en casa, nunca lo hacen en público.

PERSONAJE. Roberto Añapa es dirigente de la comunidad ‘Guayacana’, del cantón Quinindé, pero trabaja en la ciudad de Esmeraldas, en el edificio de la Federación Chachi.
Fiesta y comida tradicional
Otra de las costumbres chachis es la celebración de las fiestas, aún las llevan a cabo con instrumentos autóctonos, como la marimba, el cununo y el guasá.

La población se dedica a la agricultura de productos como el cacao, el maíz, el plátano, la yuca y otros alimentos de ciclo corto, que, además de comercializarlos, les sirven para la alimentación diaria. A esta la complementan con pescados de agua dulce, los cuales son capturados con atarrayas (redes) y anzuelos.

Los niños se educan en escuelas con profesores chachis. Su idioma es el ‘chapalá’. El medio de movilización en muchos de los casos es la vía fluvial a través de canoas con motores fuera de borda y a remo, cuando el traslado es a comunidades cercanas.

Los lugares donde viven los chachis han sido afectados, debido a la tala indiscriminada de árboles; ya no tienen bosques nativos.

Graves consecuencias
“La deforestación nos ha traído consecuencias graves”, afirma Roberto Añapa Trujillo. Por ejemplo, en su comunidad, ‘Guayacana’, en la temporada invernal la corriente de agua que baja desde las laderas desemboca en el río Esmeraldas y Canandé, provocando el aumento del caudal. El año pasado siete personas murieron ahogadas.

En lo referente a la salud, los chachis aún mantienen la medicina ancestral con plantas medicinales.

Hoy en día, también cuentan con los servicios de Internet, televisión por cable y modernos teléfonos celulares para la comunicación.

“La tecnología tiene sus riesgos, por ejemplo, los jóvenes pueden aprender malas costumbre en las redes sociales, pero creo que con el cuidado de los adultos, es posible mantener un control para que sea bien utilizada”, Añapa.
Pese a que tienen un subcentro de salud, a donde asisten las mujeres embarazadas para los partos, todavía existen las llamadas parteras o ‘comadronas’, quienes asisten a las parturientas.

Los castigos y el amor
° Otra de las tradiciones de los chachis es el castigo para quienes cometen delitos, como el robo de animales domésticos (gallinas, por ejemplo). Se lo escarmienta con hasta 100 latigazos, una multa económica y se los ubica dos días en el cepo (tronco de madera con huecos).

Sobre el enamoramiento de las parejas chachis, actualmente lo pueden realizar con hombres y mujeres de otras etnias, incluso con extranjeros, pero que no los maltraten, porque eso también se castiga con las costumbres tradicionales, cuentan.

Antes, los chachis se enamoraban lanzando piedras pequeñas a las mujeres, si ellas respondían de igual forma, significaba que aceptaba mantener una relación hasta llegar al matrimonio.

Casas y artesanías
° Lo que ha cambiado en algunas comunidades chachis es la forma de construir las casas. Antes eran de caña guadúa, madera y techo de paja. Hoy en día las fabrican de hormigón y hasta de dos pisos, con las comodidades necesarias.

Lo que sí mantienen es la elaboración de artesanías y otros objetos del hogar, hechos con materiales propios del medio, como canastas, esteras y más.

Rituales chachi
° Los miembros de la nacionalidad chachi velan a sus muertos durante una noche; en el velorio realizan el ritual denominado ‘servicio guaña’. Para esto pelan plátanos y le dan la figura de un pez llamado ‘guaña’, el cual pasa por las manos de todos los asistentes. Mientras que los cuerpos sin vida son enterrados en ataúdes elaborados con caña guadúa picada.

FUENTE:https://lahora.com.ec

Comentarios