Home > Intercultural > Las ‘limpias’ contra el ‘espanto’ y ‘mal de ojo’ sobreviven gracias a Manuel Guamán Villamagua

Las ‘limpias’ contra el ‘espanto’ y ‘mal de ojo’ sobreviven gracias a Manuel Guamán Villamagua

 

El ‘mal de ojo’, ‘el espanto’ y el ‘mal aire’ se curan con las ‘limpias’, las cuales se practica en niños, adolescentes y adultos mayores. Por lo general son personas que presentan síntomas de aparentemente haber sido ‘embrujadas’ o tener ‘el malhecho’.

La cultura ancestral afirmaba que pasar el huevo de una gallina, pero criolla (que se alimenta de comida natural), sobre el cuerpo curaba esas dolencias en ‘un abrir y cerrar de ojos’ y el paciente recobraba las energías porque ‘el malhecho’ terminaba.

Desde 1985
Desde los 13 años Manuel Guamán Villamagua sintió apego por la medicina ancestral, a la cual la fue perfeccionando con el paso del tiempo. Él hace las ‘limpias’ y con esto ayuda a las personas que padecen esos males.

Manifiesta que desde 1985 se dedica a esa actividad que él considera una vocación.

El sanador afirma que una “buena ‘limpia’” quita el llanto continuo de los bebés por el ‘mal de ojo’, ‘el espanto’ o el ‘mal aire’; y en los adultos las malas vibras que llevan a que a esa persona le vaya mal en el amor, en la salud e inclusive en el trabajo.

Puntal. La medicina ancestral es avalada por el Ministerio de Salud.
Incontables
Las plantas que Villamagua utiliza para sus curaciones son el guando o toda clase de montes de mal olor, para los espantos; pero, con los adultos suele trabajar en el florecimiento, para lo cual usa especies aromáticas.

“La persona que se hace una ‘limpia’ es porque tiene las energías bloqueadas”, dice y afirma que las costumbres, la interculturalidad y las creencias guardan muchos secretos que suelen ser mal vistos.

Las plantas, las hierbas y las flores que se utilizan para realizar estas sanaciones son casi incontables. Entre las más comunes se encuentran el eucalipto, el chinchen, la hoja de chímbalo, la chilca, la ruda, la santa maría, las rosas, los claveles y otras que pasan inadvertidas. (WSV)

Con la mano de Dios
° El uso de las esencias florales que acompañan el ritual de la curación son rociadas al paciente desde la boca del sanador como complemento a la limpia, la cual busca combatir las energías negativas que se albergan en el interior de la persona y no la dejan vivir en paz.

Manuel Guamán Villamagua, experto en medicina ancestral, comenta que para realizar las ‘limpias’ todos los días reza a Dios, a la Virgen de Guadalupe y a San Antonio, además va a misa, pues “esa labor requiere de fe y confianza para así aliviar esas enfermedades que atormentan el ánimo”.

Él se dedica desde los 25 años de lleno a ‘las limpias’. Recuerda que cuando estuvo en Yantzaza (Zamora Chinchipe), en nombre de Dios llamó a una persona desaparecida que se localizó en Colombia.

fuente:https://lahora.com.ec/

Comentarios