Home > Nacionales > La inoperancia policial está en el centro del debate tras asesinato de mujer en Ibarra

La inoperancia policial está en el centro del debate tras asesinato de mujer en Ibarra

 

“¡Lo voy a hacer!, “¡lo voy a hacer! El hombre grita la frase seis veces, blandiendo el cuchillo que tiene en su mano derecha, mientras con su brazo izquierdo atenaza por el cuello a su pareja. El grito es para los espectadores: decenas de ciudadanos de Ibarra, algunos transmitiendo con sus celulares, y varios policías que luego escuchan otra frase intimidatoria: “¡Peguen un maldito paso y lo hago!”.

Ecuador asistió, vía redes sociales, a visualizar casi en vivo cómo un ciudadano venezolano acuchilló a Diana Carolina, una ecuatoriana de 22 años que estaba embarazada y que murió por las heridas.

Las imágenes de video que circulan muestran, en el momento final, hasta seis policías cercándolo, tres de ellos apuntándole con sus armas y uno más con un escudo, en un operativo que en definitiva lo que hizo fue observar un secuestro que duró más de una hora. Los policías están en medio de otros ciudadanos que, desesperados, les increpan que hagan algo, que disparen. “¡Mátale, mátale!, se escucha varias veces que se grita a los agentes policiales segundos antes que el hombre acuchille al menos seis veces a la mujer.

¿Por qué los policías no usaron la fuerza para salvar a Diana Carolina? es la pregunta que miles de ecuatorianos se hacen, además de una vez más repudiar la violencia contra la mujer que se concreta en un nuevo femicidio, delito que en 2018 sumó 85 casos en Ecuador, según la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (Cedhu).

Es la inquietud que también se hizo rápidamente la ministra del Interior, María Paula Romo: “Lo he dicho al interno de la Policía, lo han comunicado los generales y el mando, y lo repito. Así lo permite la ley: cuando se trata de defender una vida o evitar un delito, la @PoliciaEcuador no solo tiene la facultad de usar la fuerza, tiene el deber de hacerlo”, tuiteó la funcionaria, que anunció también el cambio de Gobernadora de Imbabura y del jefe policial de la provincia.

La inacción policial en este asesinato es causa de indignación ciudadana. En las redes sociales se comparten videos de casos similares en otros países, en los que francotiradores dispararon al agresor para salvar a la víctima. Hay criterios en los que se plantea el porqué no se disparó a las piernas o brazos del agresor y hay algunos que justifican la inacción porque luego, si el policía dispara, se asegura que irá preso para investigaciones.

Farith Simon, Decano del Colegio de Jurisprudencia de la Universidad San Francisco de Quito, también usó las redes para analizar el punto de la posibilidad del uso de la fuerza de los policías. “No es verdad lo que afirman sobre lo sucedido en Ibarra, la Policía puede usar la fuerza en ciertas circunstancias y condiciones. En este caso no se trata de leyes, es un manejo equivocado de una situación de violencia machista”, aseguró en Twitter.

Simon, en diciembre pasado, reflexionaba en su columna de El Comercio sobre el tema, a propósito del asesinato de un agente policial, el sargento Segundo Cañar. En un texto titulado ¿Policías sin derechos?, aseguraba: “El uso de armas de fuego por parte de los policías está admitido en defensa propia o en defensa de terceros, cuando existe una amenaza inminente de lesiones o de muerte; evitar delitos graves que entrañen peligros para la vida; detener o impedir la fuga de quien amenaza la vida de otros; y, en todos los casos que otras medidas resulten insuficientes y no usarlas implique riesgo de muerte o lesiones graves para el policía u otras personas”.

Martha Roldós, coordinadora de la Comisión Nacional Anticorrupción, núcleo del Guayas, también abordó el debate. Para ella la Policía tiene problemas en su capacitación que deben ser abordados. “Tanto énfasis en controlar manifestaciones populares y al parecer (es) insuficiente en cómo manejar situaciones como Ibarra o preservarse a sí mismos en un asalto”, aseguró.

Annabelle Arévalo, psicóloga clínica del Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer, Cepam, consideró que este es un caso de femicidio. “Es un hecho más de que no se considera la violencia de género contra las mujeres como algo prioritario desde el Estado. Cada vez se está naturalizando y creando una cultura de la violencia hacia las mujeres y además hay una responsabilidad absoluta de la Policía porque ellos tenían la obligatoriedad absoluta de impedir eso”, dijo.

Para el defensor de derechos humanos, Billy Navarrete, el uso del arma de fuego por parte de la Policía es un último recurso, pues hay que preservar la vida de cualquier persona.

En el caso de Ibarra, consideró que la Policía debió neutralizar al atacante, porque estaba de por medio la vida de una rehén.

Personas que residen en Ibarra y que presenciaron el hecho lamentaron la muerte de la joven y consideraron que la policía pudo haber hecho algo efectivo para evitar el crimen.

Lisbeth Silva recordó que estaba con un grupo de amigos cuando vio que el extranjero llegó y atacó a la mujer, que deja dos hijos en la orfandad. “Muy lento el actuar de la policía, debía haber un francotirador para rescatar a la chica”, dijo.

Iván Erazo, un morador que presenció el hecho, estaba consternado y pidió acciones para evitar esto, que no habían visto antes en Ibarra. (I)

fuente:https://www.eluniverso.com

Comentarios