Home > Intercultural > La fuente de sabiduría de los tsáchilas es el Nepi

La fuente de sabiduría de los tsáchilas es el Nepi

 

El Nepi se hace con base en un bejuco (planta trepadora) sagrado para la cultura tsáchila. Luego de varios días de preparación, da como resultado una bebida que, según la tradición de esta nacionalidad, les permite ver el futuro y sobre todo les llena de esa espiritualidad que les caracteriza.

Para la obtención de este compuesto, conocido por otras culturas como Ayahuasca, se realiza un ritual que inicia pelando y moliendo el bejuco. El responsable de hacerla es el poné o chamán.

En el ‘Átlas alimentario de los pueblos indígenas y afrodescendientes del Ecuador’ se menciona que hasta ahora los tsáchilas conservan la costumbre de procesar esta bebida en una paila especial de bronce que pertenecía a Abraham Calazacón, personaje de la comunidad reconocido en el país.

Sagrado
Cabe recalcar que incluso los mismos chamanes sabios consideran al Nepi como una bebida fuerte, es decir, que no cualquier persona puede tomarla.

La ceremonia para ingerirla forma parte de una tradición ancestral llamada Kasama. Se trata de una gran reunión a la que asisten todos los miembros de las diversas comunas tsáchilas para reencontrase con sus raíces, saludar a su familia, intercambiar sentimientos de prosperidad y amistad y compartir la alegría del nuevo periodo.

Mediante este evento se marca el inicio de un nuevo año.

CULTURA. Esta es una bebida visionaria. (Foto: Archivo La Hora)
Propiedades curativas
Esta bebida –de acuerdo con el ‘Atlas’– resulta de gran utilidad para mitigar ciertas dolencias y ha sido estudiado durante algunos años por médicos, farmacéuticos, sicólogos y siquiatras de todo el mundo.

Se lo ha visto como herramienta curativa para diversos problemas mentales, con especial relevancia para pacientes que tengan procesos y hábitos dañinos para sí mismos y para otros.

EL DATO
Su preparación varía dependiendo de la tradición de cada grupo indígena, es decir, de sus hábitos y costumbres.Esta sustancia también puede ser una terapia efectiva en el campo de la siquiatría y la sicología, específicamente en el tratamiento de la depresión y la ansiedad, así como para los problemas de personalidad y la esquizofrenia.

En el ‘Atlas’ se indica que conocedores del tema afirman que esta bebida permite al cuerpo sanarse hasta que el alma pueda volar hacia el ‘mundo espiritual’, y de esa forma visitar a los seres que habitan en el reino de los espíritus.

Para los tsáchilas es más que una herramienta del chamán, es la fuente de la sabiduría, la última fuente del conocimiento. Además, tomarla significa aprender y ser sanado. Es el vehículo con el cual cada persona adquiere el poder y la experiencia directa del ser divino y supremo. (DLH)

Ven otros mundos

° En el ‘Átlas alimentario de los pueblos indígenas y afrodescendientes del Ecuador’ se señala que los chamanes utilizan varias plantas, muchas de estas con propiedades sicodélicas y entogénicas, que derivan de la naturaleza para la elaboración del Nepi. Con esto tienen la habilidad de acercar a los seres humanos al mundo natural y espiritual.

Este ‘elixir’ es una combinación de plantas con ingredientes sicoactivos que reproducen la sensación que alguien siente segundos antes de morir. Durante este estado, la mente tiene la habilidad de ver otros mundos.

Asimismo, en el libro ‘En el cruce de caminos: identidad, cosmología y chamanismo tsáchila’, se manifiesta que el Nepi es considerado como necesario en todo ritual que incluya un comercio con el mundo de los espíritus, y todos los participantes de estas sesiones deben consumirlo, con frecuencia en cantidades demasiado pequeñas para experimentar los efectos alucinógenos.

fuente:https://lahora.com.ec

Comentarios