Home > Farándula > La familia, lo primordial en canción de Américo

La familia, lo primordial en canción de Américo

 

Para el intérprete chileno Américo, los 24 de diciembre se celebran al cuadrado. No solo porque este día se recuerda la víspera de la Navidad, sino porque también es su cumpleaños. El cantante prefiere pasar siempre esta fecha en compañía de su familia, en especial de sus hijas, quienes inspiraron su reciente producción musical denominada Mi deseo.

“El proceso de conseguir esta canción fue muy lindo, desde la sesión de composición junto a Mario Cáceres y Yasmil Marrufo y, bueno, también el aporte de Silvestre, vimos cómo poco a poco la canción se iba tomando su ritmo, su color, su fuerza”, cuenta el artista, quien ya está trabajando en otro disco y en shows de fin de año.

El artista señala que cuando creaban, junto con Dangond este tema, no pudo evitar traer a la memoria todos los recuerdos de sus pequeños. “Cuando nos juntamos a componer la primera pregunta fue: Sobre qué escribimos, entonces quisimos pegarle ahí esta fibra sentimental de alguna situación, de alguna historia que la gente pudiera sentir, vivir, y los que estábamos allí coincidíamos en este amor especial que tenemos hacia nuestros hijos”.

Apunta que muchos creerían que Mi deseo habla sobre una relación de pareja, pero no, habla sobre este amor a los hijos, a la familia. “Nos invadieron los recuerdos, todos nos pusimos ahí melancólicos y después de verlo plasmado, de ver las imágenes, fue lo que nos imaginábamos: una canción muy linda, muy noble, para disfrutar”.

Sobre la fusión señala que todo se dio por la voluntad de ambos exponentes. “El cariño, la admiración entre los que trabajamos ahí de poder hacernos guiños o consideraciones mutuas. En Mi deseo Silvestre me deja tener mi cumbia muy presente, pero yo también necesitaba devolver la generosidad y el cariño con parte de su música y ahí es donde aparece su acordeón, la caja vallenata y, por supuesto, también colores y sonidos urbanos, pero se mantiene nuestra esencia”. (E)

fuente:https://www.eluniverso.com

Comentarios