Home > Nacionales > La educación sexual no es ‘el cuco’

La educación sexual no es ‘el cuco’

 

Tiene 14 años y los colores vivos la delatan. Yajaira es una niña y ayer esperaba su turno en la maternidad Isidro Ayora, de Quito. Tiene tres meses de embarazo.

No es un caso excepcional. En total, 3 de cada 10 partos atendidos en este hospital durante 2017 fueron de niñas de entre 10 y 14 años: 1.678 niñas dando a luz en un año. En un solo hospital.

“No sabía nada de esto, nadie me dijo nada”, confesó Yajaira y se declaró muy feliz de que será madre por primera vez. Pero su rostro cambió enseguida. “No creo que pueda volver al colegio. Tengo que apoyar las ventas de mis papás”.

El nombre de Yajaira está impregnado en una sentencia de la Corte Constitucional. Pero no solo el de ella, sino los de miles de adolescentes que en el país deciden tener relaciones sexuales.

El documento fue publicado el 18 de julio en el Registro Oficial. Básicamente, establece que, sobre los derechos sexuales de sus hijos, los padres deben darles la información para que puedan tomar decisiones libres. Pero reconoce como un derecho del menor, la libertad para tomar esas decisiones. “Corresponde únicamente al adolescente decidir sobre su vida y salud sexual y reproductiva”, reza el documento.

Enseguida, responde a otra pregunta: ¿hasta dónde puede intervenir el Estado si la familia no entrega al joven esa información?: “Hasta el momento en que (la intervención de los padres) vulnera el derecho” a esa información. Entonces, agrega la Corte, el Estado puede intervenir como un “salvador externo”.

Pasando a limpio, la sentencia dice que si los padres no brindan a sus hijos la adecuada educación sexual, el Estado debe asumir ese papel.

Contexto y polémica
La sentencia se da en respuesta a una denuncia puesta el 15 de marzo de 2011 contra la campaña para prevenir el embarazo adolescente, que llevaba adelante el Estado. Básicamente, los denunciantes cuestionaban las políticas de educación sexual en las escuelas públicas y que el Estado entregara preservativos a jóvenes de entre 12 y 14 años y colocara dispensadores en los centros médicos del Ministerio de Salud.

74%
creció el embarazo en menores de 15 años en la última década. La decisión de la Corte generó enseguida algunas críticas, especialmente en redes sociales, de quienes consideran que esto representaría una especie de ‘dar rienda suelta’ a los adolescentes, o quitar la autoridad o la responsabilidades de sus padres sobre esto. Incluso, dado que la sentencia establece un rango de edad desde los 12 años, hubo quienes dijeron que esto provocaría que más niños o adolescentes decidieran tener relaciones, pese a la oposición de sus padres.

Pero la cuestión no es tan básica. Esta sentencia autoriza al Estado a diseñar “los currículums” de Educación Sexual. Es decir, los contenidos de este tema y la forma cómo se enseñarán en los colegios públicos.

9%
subió la cifra en mayores de edad. Así lo señala Ana Cristina Vera, representante de la fundación Surkuna, especializada en estos temas. Para ella, la sentencia “no representa ninguna novedad” y ratifica la obligación de que el Estado cumpla sus compromisos nacionales e internacionales, “en particular la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y la Niña”.

La sentencia es “oportuna y necesaria”, agrega Vera, para quien, la “patria potestad” o tutela de los hijos por parte de sus padres no debe violar los derechos de los niños.

Lo científico
“Desde el rol que cumple la academia, hay que señalar que hay una evidencia científica de que la posibilidad de conocimientos sobre educación sexual no adelanta el inicio de actividades sexuales en los adolescentes. Por el contrario, lo retrasa”. Lo revela Marisol Bahamonde, la especialista en Medicina de Adolescente y Adulto Joven y profesora de Medicina de la Universidad San Francisco de Quito.

Agregó que, al ratificar lo que establece la Constitución, la sentencia también obliga al Estado a adecuar sus programas no solo en temas de educación sexual, sino de orientación o guía sobre los propios proyectos personales. (ASC/JCER)

Una marcha crítica
° Una segunda edición de la marcha ‘Con mis hijos no te metas’ se convoca para mañana la Coordinadora Vida, Familia y Livertad, Cofidal. Será en Quito, Guayaquil y las principales ciudades del país.

Al realizar esta convocatoria, sus representantes se declararon “a favor de la libertad de educación y de la reivindicación del derecho constitucional de los padres a decidir el tipo de educación que queremos para nuestros hijos”.

Además, pidieron al Consejo transitorio de Participación la destitución de las autoridades de la Corte Constitucional por emitir esa resolución.

fuente:https://lahora.com.ec

Comentarios