Home > Provinciales > La crítica situación de los bomberos de Manabí está como para llorar

La crítica situación de los bomberos de Manabí está como para llorar

Los cuerpos de bomberos de la provincia de Manabí, están en precarias condiciones para trabajar. Tras el terremoto del 16 de abril de 2016, muchas de las estaciones de los cantones manabitas se fueron al suelo, han pasado casi cuatro años, y los de la casaca roja han tenido que ingeniarse para poder seguir sirviendo a la ciudadanía.

Un ejemplo de esto es el Cuerpo de Bomberos del cantón Jama, que perdió la edificación durante el fenómeno natural; sin embargo, transcurridos cuatro años, no ha tenido la ayuda de las autoridades de Gobierno.

Ellos con sus manos levantaron un cuarto con carrizos, el techo es de zinc y el piso es de maderas recogidas tras el terremoto. El cuarto es dividido con plásticos negros que separan el área en tres espacios: el uno es el dormitorio, que tiene una cama elaborada con dos camillas para trasladar a los heridos, sobre esto un colchón que ‘les sirve para descansar’.

En el otro ambiente están los pocos implementos que lograron rescatar, cascos, una camilla de rescate, cuerdas y botas; el tercer ambiente es el que sirve de oficina. Tiene un escritorio, una computadora, una impresora y la radio intercomunicadora para recibir las llamadas de auxilio.

Todo está lleno de polvo, a pesar de la limpieza diaria que hacen los seis ciudadanos que integran este cuerpo de bomberos, esto debido a que las tablas del piso están sobre la tierra.

En el lugar encontramos a la jefa de bomberos del cantón Jama, María Ramírez Cevallos, quien contó a EXPRESO que la situación de ellos es “crítica”, puesto que no tienen una edificación desde el terremoto.

Ellos cuentan con una motobomba y una camioneta de rescate que fueron conseguidas con recursos propios; el Estado nunca les ayudó. El Cuerpo de Bomberos de Guayaquil les donó un carro vitara para el uso y servicio administrativo.

“Nosotros estamos dentro del proyecto de reconstrucción, que está a cargo del Comité de la Reconstrucción, que se conformó después del terremoto, pero seguimos esperando, ya en este abril se cumplen cuatro años de espera, ojalá que en este año la construcción de la estación de bomberos de Jama pueda cumplirse”, sostuvo Ramírez.

Precisó que ellos no solo necesitan la construcción de una estación, están bajos de recursos y de personal, y tampoco pueden contratar.

“Para construir una estación de bomberos en nuestro cantón se requiere de al menos 200.000 dólares, para que esté acorde a nuestras necesidades y con todas las normas que exige la ley”, aseguró la jefa de bomberos.

Además, Ramírez indica que el presupuesto anual de ellos no supera los 70.000 dólares, con eso se mantiene al personal voluntario, cubren los servicios básicos, el mantenimiento de los vehículos, el combustible para los vehículos. Los recursos provienen de lo que les destina el Consejo Nacional de Electricidad (Cnel) por el cobro de las planillas de luz y lo que se recauda por la tasa de servicio que se cobra a los locales comerciales del cantón manabita.

Esta realidad se repite en algunos cantones de la provincia. “En Manabí hay nueve cantones que están en las mismas condiciones, Puerto López, Sucre, Portoviejo, Chone, Flavio Alfaro, Rocafuerte, Pedernales y Jama”, sentenció.

Esto fue corroborado por el teniente coronel de bomberos, Philips Chan, exjefe de bomberos del cantón Durán, quien al momento trabaja con varios bomberos del país en busca de poder repotenciar a las estaciones y se ha encontrado con esta realidad.

“Esta realidad no es solo en Jama es en todo el país, hay cuerpos de bomberos que sobreviven con 45.000 dólares al año, lo que no les alcanza para tener cinco profesionales y tienen que usar el voluntariado, que no es gente especializada. La problemática no es solo en Manabí, en Esmeraldas, es en todo el país”, sentenció Chan.

Al respecto, el alcalde Jama, Robert Castro, dijo a EXPRESO que ya se han conseguido los recursos para ayudar al Cuerpo de Bomberos con créditos externos no reembolsables y poder cumplir con los requerimientos de los de la casaca roja de esta jurisdicción.

Señaló que ha sido un problema en el que se ha estado trabajando para poder construir la estación de servicio que se cayó con el terremoto. “En esta administración hemos estado trabajando en el tema, y hemos logrado obtener los recursos, y este año esperamos ya tener la estación”, afirmó el alcalde.

De su parte, la presidenta del Comité de la Reconstrucción, Elizabeth Molina, dijo a EXPRESO que se ha priorizado once cuerpos bomberiles, entre esos Jama que están prácticamente listos para ser aceptados en el crédito, y en los próximos meses iniciar los procesos precontractuales.

“Son once cuerpos bomberiles, nueve de Manabí y dos de Esmeraldas con los que vamos a iniciar con este proceso”, aseveró.

A FAVOR

SE ESTÁ TRABAJANDO

Para el alcalde Jama, Robert Castro, es lamentable lo que ocurre con los bomberos, ahora nos estamos preocupando y esperamos que para este año se concrete la construcción de la estación con todo lo que se requiere para cumplir con su trabajo.

EN CONTRA

LOS BOMBEROS ESTÁN MAL

La jefa de bomberos de Jama, María Ramírez, asegura que la situación de todos los cuerpos de bomberos de Manabí es crítica, donde nadie se ha preocupado de cómo quedaron luego del terremoto, aquí en Jama hay bomberos que aún están viviendo en carpas. (Expreso)

fuente:https://manabinoticias.com/

Comentarios