Home > Provinciales > La compra de uniformes mueve el comercio en Manabí

La compra de uniformes mueve el comercio en Manabí

Este mes Monserrate Vera destinará $ 150 de su sueldo para comprarle los uniformes a su hija que va a quinto año de educación básica.

Durante estos días ha recorrido varios locales comerciales en el centro de Portoviejo para comparar precios y asegura que en todos lados son similares.

“Mi hija estudia en una unidad particular y necesito como mínimo dos faldas y dos blusas, sólo en eso gasto casi $ 60, a esto le sumamos un par de zapatos, que cuesta $ 25, medias y ropa interior”, dice la mujer.
Mirtha Bravo, por su parte, tiene tres hijos a los cuales deberá comprarles los uniformes para el nuevo periodo lectivo.
Ella trabaja como empleada doméstica y señala que su sueldo será solo para adquirir faldas, blusas, pantalones, zapatos, medias y ropa interior, sin contar la lista de útiles escolares y libros que le exigen en el establecimiento donde estudian. “Creo que gastaré $ 350 en uniformes”, indica Bravo, quien agrega que prefiere comprar los uniformes ya confeccionados.
Gema Lino visitó los locales de la calle Alajuela para comprarle un par de zapatos, una blusa y una falda a su hija. “Sólo en eso gasté $ 60 de los $ 100 que tenía ahorrados y me faltan más cosas”, dice Lino.
Comerciantes como Tomás Tenelema aseguran que de a poco la venta de uniformes aumenta.
Indica que “un uniforme completo de talla 28 cuesta hasta $ 15”.
Costura. Para algunos costureros, la época de regreso a clases reactiva sus negocios, sin embargo para otros no es así.
Luis Intriago lleva 20 años confeccionando ternos, pantalones, camisas y hasta uniformes para los estudiantes, pero asegura que el negocio ha ido decreciendo en los últimos años.
Detalla que si antes confeccionaba 50 uniformes, ahora solo llega a diez.
“Ya la gente compra los uniformes hechos porque es más rápido, sin embargo aún quedan padres que prefieren enviarlos a coser por tradición”, acota el costurero.
Intriago cree que los beneficiados con la confección de uniformes son los artesanos, ya que el Estado les entrega contratos para fabricar miles de piezas.
Sobre el costo que tiene cada uniforme, Intriago dice que uno confeccionado cuesta hasta $ 30.
“Yo cobro más barato, una camisa cuesta $ 10 y un pantalón $ 15”, menciona el hombre.
Entrega. José Pico, director distrital de Educación en Portoviejo, señaló que al igual que otros años la entrega de uniformes y libros se mantendrá en las unidades educativas fiscales.
Desde el departamento de comunicación de la Coordinación Zonal 4 de Educación se indicó que el Estado proporcionará a cada estudiante un kit que contiene tres camisetas, dos pantalones (incluye un calentador) y un suéter.
Según la entidad, cada kit tiene un costo de $ 26,04, que es asumido por el Estado.
Al consultarles si la entrega de uniformes es para todos los estudiantes, la institución respondió que en la zona urbana sólo les facilitan a los alumnos de educación inicial.
Mientras que a los estudiantes de unidades del milenio y de la zona rural sí se les entrega los uniformes desde educación inicial hasta el último año del bachillerato, detalló la entidad.

fuente:http://www.eldiario.ec

Comentarios