"TENEMOS PUENTE" PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Sábado, 21 de Agosto de 2010 06:36

“Queridísimos hermanos y hermanas: Tenemos Puente”, parafraseando el texto que lee el Cardenal Protodiácono para anunciar al pueblo romano y a todo el mundo el nombre del nuevo Papa. Así podríamos empezar este comentario sobre el hecho más significativo que se ha dado en toda la historia de nuestra zona.

Durante 50 años estuvimos esperando que los gobiernos de turno se decidieran construir la obra de infraestructura más importante para nuestro desarrollo, cuentan que fue en la campaña de 1956 cuando el liberal Raúl Clemente Huerta en su discurso y por equivocación prometía en el obelisco de Bahía la construcción de esta mega obra que uniría las dos orillas separadas por el estuario del río Chone, lo que quiso ofrecer fue el puerto, ni puente ni puerto porque nunca llegó a la presidencia de la república.

Después tuvimos un desfilar de promesas que nunca se cumplieron, de candidatos y presidentes. Llegamos a pensar que éramos el último rincón de la patria, sin posibilidades de integrarnos a la dinámica que el resto de ciudades que progresaban habían conseguido.

Hasta que llegó la presidencia del Econ. Rafael Correa, quien nombró como su primer ministro de Transportes y Obras Públicas a un manabita visionario, el Abg. Trajano Andrade, corría febrero del 2007 ni un mes en el poder cuando por decisión ejecutiva se declaraba la emergencia vial con 400 millones de dólares asignados a la primera etapa.

Lo lógico era reconstruir las vías destruidas en el país, sin embargo la oportunidad no se la podía dejar escapar, al estar cerca del proceso sugerimos la idea de incorporar en la emergencia la construcción del puente Bahía-San Vicente, idea acogida por el ministro y comunicada al presidente. Decisión gubernamental histórica, no sólo este puente, sino además el puente de Tachina (puente inaugurado el 5 de agosto del 2010).

Fuerzas políticas del austro ecuatoriano elevaron el grito al cielo, el ministro fue llamado al Congreso Nacional para que explique el por qué de la decisión, durante dos horas en una de las exposiciones más brillantes que se haya escuchado a funcionario o político alguno manabita,  el ministro Trajano Andrade argumentaba las razones socio-económicas para tomar la decisión.

El resto fueron trámites burocráticos que autoridades y funcionarios municipales y del Ministerio de Transporte tenían que realizar, como consecuencia lógica de la gran decisión. El 11 de septiembre del 2007 se firmaba el contrato de construcción con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército.

A pocos días de la gran inauguración nos sentimos felices, la obra es una realidad y además va a cambiar la situación crítica que hemos vivido, que ni el boom camaronero e inmobiliario que se dio en la década de los 90`s pudo solventar e impulsar el desarrollo y progreso de la zona.

Ahora viene nuestro trabajo, nuestro principal activo es nuestra gente, que tiene que jugar un papel fundamental en el renacer de este lugar maravilloso e histórico, que tiene muchas alternativas para escoger en un gran escenario socio-económico y que cuenta con una gran infraestructura: “Queridísimos hermanos y hermanas: TENEMOS PUENTE”