Banner
ADIOS TERREMOTO PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Lunes, 26 de Diciembre de 2016 09:44

¡ADIOS TERREMOTO 2016!

Muchos dirán ¡maldito año! Hay que quemarlo bien el 2016. Empezó la temporada con incertidumbres en la parte económica y política. Los precios del petróleo seguían a la baja, la iliquidez en el país se acentuaba. El presidente Rafael Correa había decidido no participar en la próxima contienda electoral, lo que abrió muchas incógnitas.

Pero lo más duro se presentó el 16 de abril del 2016. A las 18 horas y 58 minutos en Ecuador tembló la tierra. Terremoto de 7,8 en la escala de Richter, con epicentro en las parroquias de Pedernales y Cojimíes. La magnitud de los daños y pérdidas se fueron conociendo con el transcurrir de los días y semanas.

Los muertos, heridos, rescatados, damnificados y edificaciones afectadas hoy son parte de una estadística que muestra la magnitud causada por el desastre natural. Las imágenes que recorrieron el mundo fueron desgarradoras, ciudades, pueblos, sitios, destruidos, todo se había caído.

La zona norte de Manabí fue devastada por el terremoto. Bahía y San Vicente sufrieron daños mucho más severos que el terremoto del 4 de agosto de 1998. Muchas más pérdidas humanas y materiales. En algunos sectores todo quedó en escombros. Manta y Pedernales dos ciudades productivas de la provincia, tenían daños severos.

Portoviejo la capital manabita vio derrumbar su centro histórico y comercial. Chone, Calceta, Tosagua, Rocafuerte, Montecristi, Jaramijó, Puerto López, también sufrieron daños considerables. Además, otras ciudades de distintas provincias reportaron daños y pérdidas humanas y materiales.

En fin, un desastre. Una vez más la naturaleza demuestra que no perdona. En el caso de Bahía y San Vicente, no se tomaron precauciones después del terremoto de 1998, nunca estuvimos preparados, pensamos que ocurriría otro después de 100 años, apenas pasaron 18 y vimos derrumbar nuestras vidas, edificios y esperanzas.

Hoy despedimos el 2016, observando la construcción de muchas obras de infraestructura que seguramente nos ayudarán a levantarnos. Sin embargo, otras que consideramos importantes para impulsar el empleo, la producción, la generación de ingresos, siguen postergadas. El Puerto de Punta Bellaca, la vía Bahía-Manta, la recuperación de playas y la reactivación del aeropuerto Loa Perales.

En lo particular, FB Radio quedó en escombros. El 28 de abril del 2016 volvimos al aire. Muchas muestras de solidaridad verbal o escrita, que hemos agradecido y seguiremos agradeciendo. Con un préstamo de BanEcuador y recursos propios seguimos con nuestra lucha de la búsqueda de la verdad. Nadie acercó ni un vaso con agua a FB Radio. Amigos y familiares llevaron ayuda a los damnificados, nunca nos identificaron.

Hay que quemar el 2016 y bien, ha sido un pésimo año en general. Nuevo año, nuevo presidente, nuevas ilusiones. Levantándonos de a poco, sin prisa, con el optimismo que lo vamos a lograr, en esta oportunidad que sea en serio, ciudades, cantones y provincia inteligentes, modernas viendo hacia adelante. ¡Adios Terremoto, Adios 2016!