2012 PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Lunes, 02 de Enero de 2012 07:39

Según los apocalípticos será el fin del mundo. Sustentan su teoría en las predicciones mayas, son exactos en el día, 21 de diciembre. Mientras muchos creen que sucederá, otros escépticos tenemos que dedicarnos a vivir. A mirar que nos trae este 2012, en lo político será un año convulsionado, hasta julio tendremos reinscritos a los movimientos y partidos políticos que van a participar en el proceso del 20 de enero del 2013, en las elecciones presidenciales y de asambleístas, los mismos que hasta septiembre de este año tendrán que anotarse en el CNE (Consejo Nacional Electoral) para su participación.

En lo económico deberemos ver los resultados del crecimiento del año anterior, superando las expectativas en el último trimestre crecimos el 9%, la pregunta es cómo se aprovecha eso, qué debe hacer el común de los ecuatorianos para sacarle provecho a ese crecimiento, porque la carga tributaria es mayor, el sueldo básico aumentó, las tarifas aéreas subieron, los precios de los artículos de primera necesidad se disparan en los mercados, los autos suben, en fin todo para arriba pero los ingresos no mejoran, y si han mejorado un poco no alcanzan para vivir sin sobresaltos, me refiero a la mayoría de los ecuatorianos.

Si hay que destacar algo de los últimos años ha sido el gran trabajo social, desde el gobierno se vienen impulsando grandes proyectos sociales, que han beneficiado a los más necesitados, a los desposeídos. Donde nunca llegó ningún gobierno, el del presidente Rafael Correa ha dicho presente, un ejemplo claro: Los Discapacitados. Gran labor del vicepresidente y su equipo y sólo es un ejemplo, porque en educación, salud y vivienda sigue el apoyo para quienes nunca habían tenido una oportunidad de dignidad en esa clase de servicios.

En lo deportivo y específicamente en el fútbol, vamos a acudir a un año de mucha competencia nacional e internacional. El campeonato ecuatoriano empieza el 5 de febrero, con los equipos de siempre como protagonistas: Emelec, Deportivo Quito, Liga, El Nacional y Barcelona. El ídolo a propósito despierta el interés de propios y extraños, están armando un equipo de primer nivel para dejar los 14 años de frustración colectiva, sin embargo nadie puede firmar que así será. La selección de fútbol tendrá participación desde junio, enfrentando a los argentinos con Messi a la cabeza, serán partidos decisivos los que se jueguen este año para las aspiraciones de estar en Brasil 2014. Los clubes ecuatorianos participarán en la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, esperamos un buen rendimiento como el logrado en los últimos años por Liga de Quito, equipo que por lo menos en la Copa Libertadores de América  estará ausente.

En lo local la agenda estará marcada una vez más por la consecución de la solución al problema del agua. Es indigno lo que sucede, no tener agua para lo elemental. Mientras las autoridades se lavan las manos y no asumen su responsabilidad, es la gente la que se está empoderando del problema, haciéndose sentir con sus reclamos y protestas, que por primera vez presentan una propuesta, la misma que tiene que ser apoyada por el gobierno central para su ejecución. La planta propia, salida y solución que hemos mencionado por mucho tiempo y que recién ahora se la entiende y comprende, necesita de la decisión política del presidente Correa para llevar a cabo su ejecución.

También entraremos en la dinámica política del país, los candidatos y candidatas comenzarán a salir a la palestra. Es necesario un cambio de autoridades las de ahora no han funcionado, no lograron solucionar el problema más grave, entonces el relevo es fundamental. Debemos proyectarnos hacia la industria del turismo, para aquello necesitamos gente decidida al cambio, que gobierne con transparencia y honestidad. A llegado el momento de salir de la mediocridad que lo único que ha hecho es beneficiar a unos pocos y dejar en el abandono a la mayoría.

Vivamos con optimismo este 2012, mientras unos piensen en el final, nosotros pensemos en el inicio, con esperanza, fe, ilusión y trabajo, mucho trabajo, no hay otro camino. Todo milagro es posible con planificación, inteligencia, determinación, trabajo, dedicación, perseverancia y sobretodo paciencia.  ¡ Lo lograremos!, se los aseguro.