Home > Internacionales > Gobiernos recurren a los reconfinamientos para así frenar nuevas olas del COVID-19

Gobiernos recurren a los reconfinamientos para así frenar nuevas olas del COVID-19

 

Unidades de cuidados intensivos cada vez más saturadas y el aumento de contagios y muertes que, en algunos casos, superan a las cifras de los primeros meses de la pandemia, han intensificado la preocupación de los Gobiernos alrededor del mundo, cuyas esperanzas para terminar con el COVID-19 están puestas en las campañas de vacunación masivas y que mientras las desarrollan o esperan la llegada de las primeras dosis han optado por reconfinar a su población.

Israel a pesar de contar con la campaña de vacunación más veloz del mundo (18 % de la población ya recibió la primera dosis), continúa luchando contra una indomable tercera oleada de la pandemia que ha obligado al Gobierno a implementar nuevas y severas medidas.

Desde el pasado 27 de diciembre entró en vigor el actual cierre en el país, que en principio se extendería por 14 días, pero el 8 de enero se endureció con una serie de nuevas restricciones que incluyen la interrupción de la educación presencial y la limitación de viajes al extranjero. Israel registra en promedio más de 7.000 nuevos casos diarios de COVID-19.

El Gobierno italiano también optó por el reconfinamiento y decidió que desde ayer hasta el 15 de enero las regiones septentrionales de Emilia-Romaña, Lombardía y Véneto, y las meridionales de Calabria y Sicilia tendrán una cuarentena perimetral tras el aumento de la curva de contagios de coronavirus. Italia registra en promedio unos 17.000 nuevos contagios cada día y mantiene vigente un toque de queda de 22:00 a 05:00.

Australia también recurrió al confinamiento por tres días en la ciudad de Brisbane, después de que un trabajador de un hotel que acogía a personas puestas en cuarentena contrajera la variante altamente infecciosa de COVID-19 descubierta en Reino Unido. Los más de dos millones de habitantes de la ciudad se vieron afectados por la medida. Australia ha registrado unos 28.500 casos de COVID-19 y 909 muertes, para una población de unos 25 millones de habitantes y en el país no regían medidas así desde marzo pasado.

En Colombia el confinamiento regresó también y más de 30 millones de personas permanecen en sus hogares desde el jueves, ante un aumento en la velocidad de contagio del virus. El país es el segundo con más contagios en la región, impuso el encierro en los departamentos y municipios donde la ocupación las unidades de cuidados intensivos (UCI) sobrepasa el 70 %.

El Gobierno griego recurrió al encierro el 7 de noviembre pasado, pero tras flexibilizarlo durante la Navidad, ahora decidió endurecerlo y prolongarlo hasta el 18 de enero. Sin embargo, las escuelas y guarderías reabrirán desde hoy, tras haber estado dos meses cerradas. Grecia registra 5.000 muertes a causa del virus, más de 4.000 se produjeron en los dos últimos meses.

Al igual que Grecia, Madrid mantendrá hasta el 18 de enero un confinamiento en gran parte de sus municipios. La medida está afectando en total a 1,2 millones de madrileños.

China, donde se cree que se originó el virus, confinó Shijiazhuang y Xingtai, dos ciudades al sur de Pekín en la provincia de Hebei, en las que suspendió el transporte y prohibió la salida de millones de residentes, en un intento de evitar el mayor brote del virus en el país en seis meses. En la última semana se registraron en la provincia 127 nuevos casos y al menos 183 infecciones asintomáticas.

El Reino Unido está también desde el 4 de enero en una cuarentena estricta y mantiene una curva de crecimiento de positivos en constante elevación con 2,9 millones de contagios en total que se ha visto agravada desde que apareció la nueva cepa del virus. Esta variante ha atemorizado a Portugal que está próximo a imponer un confinamiento ante el aumento de casos.

En tanto, la mayoría de los expertos está concluyendo que las fiestas decembrinas, en las que hubo reuniones sin respetar el distanciamiento social, el uso de la mascarilla y el lavado de manos, son las causantes del aumento de casos en el mundo y de los ingresos hospitalarios, lo que está haciendo que los sistemas, especialmente en América Latina, colapsen como el año pasado. (I)

fuente:https://www.eluniverso.com/

Comentarios