Home > Locales > En Manabí varias comunidades claman por agua potable ante irregularidad en servicio

En Manabí varias comunidades claman por agua potable ante irregularidad en servicio

 

En la parroquia Canoa no reciben agua desde hace algunos días. El feriado de Navidad lo pasaron sin gota alguna, dijo William Rivera, dirigente de las fuerzas vivas de esta localidad del cantón San Vicente.

Esta comunidad ganó una resolución a través del Tribunal de Garantías Constitucionales, mediante la cual la Empresa Pública municipal mancomunada de agua potable de Bolívar, Junín, San Vicente, Sucre y Tosagua debe proveer de agua durante cuatro días a la semana, de jueves a lunes, pero Rivera indicó que aquel dictamen no se cumple.

Según el dirigente, se debe exigir que se cumpla una resolución judicial para que esta parroquia reciba agua, por lo que insistirán nuevamente ante instancias legales.

La dotación de agua por tanqueros es la solución que han decidido tomar durante estos días, señaló Angie Suárez, administradora del hostal Canoamar, quien, de la misma forma, indicó que lo importante siempre será poder dotar del líquido a los visitantes.

Narcisa Hernández, concejala de San Vicente y oriunda de la parroquia Canoa, señaló que la sequía ha generado que la planta de La Estancilla, desde donde reciben agua, capte poco líquido. Ahora se analiza buscar alternativas para solucionar este inconveniente.

En Manta, la empresa pública municipal de este cantón anunció que, debido a una deuda millonaria que sostiene el Municipio de Montecristi, les cerró el paso del agua a barrios y ciudadelas de la parroquia Leonidas Proaño y sectores de la parroquia Colorado, en una población que se estima supera los 30.000 habitantes.

En un comunicado emitido por la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM) se indica que el Municipio de Montecristi adeuda, desde el 2014, 2,3 millones de dólares por la dotación de 43.000 metros cúbicos de agua mensuales.

Ante la negativa, según la EPAM, el cabildo montecristense determinó que, para pagar la deuda, debe suspender el suministro de agua a través de 18 macromedidores. Los sectores afectados son las ciudadelas Montalván, Montecristo, Jacuatas, Los Ángeles, entre otras localidades.

William Ostaiza, morador de la parroquia Leonidas Proaño, comentó que la dotación de agua en esta localidad ha sido intermitente y casi nula en los últimos tres meses.

«Acá no llega el agua, no hay compromiso de las autoridades de Montecristi por dotarnos de agua. Nos viven engañando las autoridades de turno», declaró.

Este Diario solicitó una versión al Municipio de Montecristi, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta. Extraoficialmente se conoció que este cabildo pidió la conformación de una comisión que «sincere la deuda» que anuncia la EPAM y que actualmente la cartera vencida por dotación de agua al cantón supera los $ 2,2 millones.

La presencia de lluvias en la provincia de Manabí fue casi nula desde el inicio de la temporada invernal, en diciembre del año pasado. Según expertos, esto se debe al fenómeno de La Niña, que causa sequía, y que a su vez genera un descenso productivo en las principales represas de la zona.

Adicional está la escasez o intermitencia del servicio del recurso hídrico en varios cantones de toda la provincia.

La Niña agravaría la sequía en Manabí
En los primeros días de diciembre último en al menos doce cantones de la provincia manabita hubo reportes de afectaciones por falta de agua, según informaciones que llegaron al Ministerio de Agricultura y Ganadería.

Conforme a lo anunciado por el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, el fenómeno de La Niña podría agravar la situación de trece provincias.

Las bajas precipitaciones preocupan a los moradores, pues no solo incide en las fuentes de agua para consumo humano, sino que también hay dificultades para las zonas agrícolas y ganaderas. (El Universo/Neptalí Palma)

fuente:https://manabinoticias.com/

Comentarios