Home > Intercultural > En Ecuador, la minga ancestral fortalece la comunicación en las comunidades indígenas

En Ecuador, la minga ancestral fortalece la comunicación en las comunidades indígenas

Algunas comunidades indígenas del país mantienen el trabajo en minga para construir y conseguir obras que los beneficien y que, además, les permitan ahorrar tiempo y dinero.

Esta práctica, un sistema de colaboración, solidaridad y responsabilidad, ha logrado edificar caminos y sistemas de riego y distribuir agua a sus tierras, casas, iglesias, escuelas, entre otros.

La minga, pilar del ayllu, una forma de organización familiar extensa originaria de la región andina con una descendencia común en la época del Tahuantinsuyo, buscó, a través de la organización social, conseguir beneficios para toda la comunidad.

El docente Ariruma Kowii señala que la minga es una institución muy importante porque fomenta valores como la solidaridad, la corresponsabilidad, la disciplina y el compromiso, lo cual permite a las familias beneficiarse de las obras planeadas.

LOGROS. La unión de mano de obra ha permitido conseguir grandes y pequeños beneficios a las comunidades.
En la comunidad y en la familia
Kowii cuenta que en la época del ayllu había dos instituciones que se manejaban para conseguir beneficios: la minga, de carácter público y comunitario para crear caminos, regadíos o construcciones tanto para la administración del estado como para la religión… Y el ayni, una minga familiar y eventualmente de vecindad para la construcción de una casa o preparar la tierra para sembrar, por ejemplo.

Estas prácticas se mantienen hasta la actualidad, aunque un poco debilitadas, pero con estas se ha permitido ahorrar tiempo y dinero a las comunidades, manifiesta el también escritor y poeta.

Asegura que los mingueros, que son familias enteras, ponen su mano de obra para la construcción, siguiendo siempre las especificaciones dadas por las autoridades, sin alterar las disposiciones, indica.

Tareas para cada uno
En la minga se reparten responsabilidades por tarea: el trabajo a realizar, la comida, las bebidas refrescantes, la movilización y al final de la misma, la organización del huasipichai por la nueva obra. Todo requiere de colaboración y compromiso, asegura Ariruma Kowii.

Se asigna a cada familia el tramo que tiene que trabajar y el tiempo en que debe entregar si lo hace de forma individual, pero por lo general participan con la comunidad entera en días previamente establecidos.

“En la historia del país, la mayoría de las comunidades logró tener caminos, agua, sistemas de riego, centros educativos… gracias a la minga, que es el esfuerzo de las propias comunidades que estuvieron abandonadas, más que por la distancia, por la ideología de exclusión y discriminación que ha caracterizado a la sociedad ecuatoriana y las autoridades”, expresó el docente indígena. (CM)

FRASES

Lo importante de la minga es que nada se recibe gratis, todo es en base a un esfuerzo comunitario”.

A pesar de la tecnologización, la modernización y la globalización, esto (la minga) se mantiene, debilitada, pero se mantiene”.

Una filosofía de vida
° “La minga es una filosofía de vida de las comunidades que ha permitido dar continuidad a las diferentes formas de expresión cultural”, expresa Ariruma Kowii, docente y poeta indígena.

En una minga, dice, se dinamiza mucho la lengua, la gastronomía, las relaciones interpersonales. Durante el trabajo físico se conversa, se conoce a las personas durante la repartición de la chicha, una bebida elaborada con productos ligados a símbolos y herencias culturales.

Se intercambian ideas y se hace amistades a la hora de servir la ‘pambamesa’, un banquete de habas, mellocos, maíz, papas cocidas y carnes que se extiende sobre grandes telas blancas para que todos los mingueros se alimenten.

Es decir, la minga fomenta mucho la comunicación, fortalece las relaciones interpersonales y consolida los niveles de relación que existen dentro de la comunidad, indica Kowii.

Hay que ser partícipes
° Si una o varias familias no participan en la minga quedan relegadas de los beneficios, como el caso de los canales de riego, por ejemplo.

Ariruma Kowii señala que si esos grupos quieren acceder a la misma, buscan enmendarse y deben reponer el valor, después de que la comunidad cuantifica el esfuerzo hecho en la obra.

Pero también se les puede asignar otros trabajos que equiparen el esfuerzo realizado, indica.
FUENTE:https://lahora.com.ec/

You may also like
Los Ríos: ‘Esencia Deportiva’, torneo de fútbol que une a nacionalidades indígenas del país
El Sisay Pacha Raymi, la fiesta del florecimento ancestral y de la recuperación de las tradiciones
Imbabura: El barro toma forma con espiritualidad ancestral en Cotacachi
Van por el rescate de lo ancestral

Comentarios