Home > Nacionales > Elecciones 2019: El sistema de transmisión de resultados debe someterse a más pruebas

Elecciones 2019: El sistema de transmisión de resultados debe someterse a más pruebas

 

El Sistema de Transmisión y Procesamiento de Resultados (STPR) aún debe ser sometido a procesos de ‘estrés’ para comprobar que podrá enfrentar posibles recaídas durante el escrutinio de los votos de los comicios seccionales y de los vocales del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPC), que se realizarán este 24 de marzo.

El jueves pasado, el Consejo Nacional Electoral (CNE) hizo una prueba técnica de este sistema. Se expuso cómo será el procedimiento, desde cómo se hace el ‘enceramiento’ (ponerlo en cero), cómo las actas elaboradas por las Juntas Receptoras del Voto (JRV) son escaneadas, hasta cuando llegan a los servidores del CNE en Quito.

Uno de los miembros de la recién creada Comisión Técnica por la transparencia del Sistema Informático para las elecciones del 2019, Enrique Mafla, participó en el evento y consideró que durante esta prueba la “infraestructura era improvisada y provocó una mala impresión”.

Si bien era solo una prueba, Mafla aspira a que en los próximos dos simulacros que aún debe realizar el CNE el 10 y 17 de marzo, el STPR sea expuesto a “ataques de todo tipo de estrés para ver cómo responde”.

“El sistema está funcionando, pero habrá que probar que sea un sistema robusto que tolere fallas, sería desastroso que suceda lo del 2017”, comentó en referencia al denominado ‘apagón’ que se produjo en las elecciones presidenciales de ese año.

Explica, por ejemplo, que esta prueba se hizo con un acta. Y el objetivo es comprobar que soportará la carga de las actas que vendrán de las 40.276 juntas receptoras del voto como imágenes a los computadores.

Esas imágenes no se pueden procesar y deben ser convertidas en datos, para ello hay un programa denominado de Reconocimiento Inteligente de Caracteres, que tampoco es “exacto”.

Hay que buscar esos “nichos donde puede existir duda, pues el sistema debe demostrar que hay integridad y que no se ha manipulado”.

Aspira a que los resultados que arroje su observación permitan que se haga una reingeniería del sistema, y que estas comisiones sean “institucionalizadas”.

“Hay que poner en la ley este tipo de tareas, que no sean discrecionales del Consejo Electoral. Debe estar reglamentado no a la voluntad, sino limitar esa discrecionalidad para que la labor no se reduzca a cuando hay elecciones”.

Esta comisión técnica está integrada por cinco ingenieros informáticos: Mafla, delegado de la Escuela Politécnica Nacional; Carlos Larrea, representante de la Universidad Andina Simón Bolívar; Édgar Sánchez, de la Asociación Ecuatoriana de Software; Jorge Calderón Serrano, del Colegio de Ingenieros en Informática y Sistemas de Computación de Pichincha; y, Fernando Balarezo, de la Universidad del Azuay.

La instancia se creó para analizar la “funcionalidad y seguridad del sistema, mediante una evaluación independiente, objetiva, transparente”, precisa el instructivo que norma su trabajo. Sus labores e informes no tendrán el carácter de reservado y serán presentados al pleno.

El vicepresidente del CNE, Enrique Pita, espera que su trabajo permita que los “procesos informáticos sean ágiles y eficientes y puedan llegar a los que están interesados en saber qué está pasando con la información que está llegando a los sistemas”. Para la presidenta Diana Atamaint es importante que “aporten para demostrar que el trabajo del CNE es transparente”. (I)

fuente:https://www.eluniverso.com

Comentarios