Home > Intercultural > El trigo y la cebada, granos ancestrales que se utilizan en Guaranda

El trigo y la cebada, granos ancestrales que se utilizan en Guaranda

 

Llegar a la parroquia Julio Moreno significa recorrer más o menos 7 kilómetros de distancia desde el centro del cantón Guaranda (Bolívar).

Durante el camino, una que otra casa adornan el paisaje. El Sol, fuerte después de mediodía, ilumina los cerros que están cubiertos de espigas; entre un verde y dorado le dan un contraste casi perfecto a este pueblo. El asfalto se termina justo antes de llegar a la iglesia que está en el centro parroquial. Aquí el silencio es impresionante, no hay ruido de autos ni de personas, únicamente el viento que con una fuerza intensa levanta el polvo entre los caminos. En la cancha de cemento es posible observar la cebada secándose al Sol; junto a los zaguanes de las viviendas de adobe y teja también está el trigo reposando en largos costales tendidos a la luz del astro rey.

Pasados 10 minutos, cuesta arriba, se encuentran los moradores de Julio Moreno, agachados y afanosos en el campo, cosechando sus granos.

La señora Margoth Ledesma, de 60 años, un poco agitada, se la observa cortando las espigas de trigo. Por un momento se sienta en la paja, mira el horizonte, sonríe y recuerda su infancia. “Mi papá era ‘bravo’, pero con mis hermanas aprendimos a trabajar, desde que éramos pequeñas ya estábamos en el terreno con el azadón, marcando los surcos para los cultivos”. Además, relata que antiguamente la gente de la comunidad laboraba con la yunta, que removía y preparaba el terreno para sembrar.

ALIMENTO. El trigo, la cebada, el maíz, las habas son productos principales de la zona.
La siembra
Con el paso de los años, los moradores de Julio Moreno, para facilitar el trabajo, empezaron a utilizar máquinas. Así, en enero, el tractor remueve la tierra y deja el terreno listo para la siembra. En febrero, los agricultores empiezan a regar en los llanos el trigo y en marzo la cebada. Entonces esperan cinco meses, pidiendo a Dios que llueva para que la tierra sea fértil y produzca un buen grano. En octubre también cultivan el maíz.

fuente:https://lahora.com.ec

Comentarios