Home > Nacionales > El futuro de la canciller, María Fernanda Espinosa, recae en la elección a la presidencia de la ONU.

El futuro de la canciller, María Fernanda Espinosa, recae en la elección a la presidencia de la ONU.

 

•La canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, afronta una crucial votación con la única opción de ganar la presidencia de la Asamblea General de la ONU, porque en casa es más que probable que no tenga cargo ministerial al que regresar.

Espinosa llega con “gran optimismo” a las elecciones por la Presidencia, un cargo desde el que aspira motivar a los países de todo el mundo para que actúen ante los grandes desafíos internacionales.

Esto, a pesar de que se la considera la heredera política del dogmatismo del anterior régimen, de Rafael Correa, lo que se ha evidenciado, por ejemplo, en no condenar los sucesos en Venezuela o Nicaragua y mantener una diplomacia de proximidad con los países bolivarianos, de los que el actual presidente, Lenín Moreno, ha tomado distancia.

Espinosa, quien se enfrenta mañana a Mary Elizabeth Flores, embajadora de Honduras ante Naciones Unidas, aseguró que en los últimos días ha recibido promesas de apoyo de numerosos países y considera que el “panorama es tremendamente positivo para Ecuador”.

Panorama

Aunque formalmente todavía es ministra de Relaciones Exteriores, porque Moreno no ha querido despojarla del cargo para no perjudicarla en la votación en la ONU, hace ya meses que su nombre suena en las apuestas como reemplazable al frente de la Cancillería.

Su línea ideológica, según apuntan analistas políticos, representa al ala más izquierdista de un Gobierno que, en los últimos meses, busca el acercamiento a Washington y a organismos internacionales como el FMI, como vía para la recuperación económica.

El titubeo de Espinosa en cuestiones políticas cruciales para la región no casa, aparentemente, con los cambios que promueve el jefe del Estado.

Para el analista político Fausto Camacho, la permanencia de Espinosa en el Gabinete no necesariamente estaría condicionada; sin embargo, considera que “lo lógico sería que antes de ser designada o no (ante la ONU), presente la renuncia”.

Así, el Presidente estaría en libertad de designar un nuevo titular de Relaciones Exteriores, explicó el experto, quien insistió que “no hay que olvidar que hay un segmento de la sociedad ecuatoriana que consideran que Espinosa no debe seguir como Canciller”.

¿Despedida?

Espinosa, quien ha tratado de desbancar a la embajadora de Honduras apelando al alineamiento de su país contra decisiones de la Asamblea, tiene licencia desde el 24 de mayo para promocionar su candidatura.

Pero fuentes próximas a la Cancillería aseguraron a EFE que el pasado 23 de mayo, cuando se despedía de los funcionarios antes de partir hacia Nueva York para impulsar su campaña, en realidad lo que hizo fue despedirse del Ministerio.

“Extraoficialmente confirmó que sí (que se va). Ya se despidió”, señaló una de ellas y dijo desconocer la identidad de su reemplazo.

EL DATO

El pasado 21 de febrero, Ecuador presentó por sorpresa su candidatura a la presidencia de la ONU.

CIFRA

59 asambleístas firmaron el pedido de juicio político en la Asamblea Nacional.
fuente:https://lahora.com.ec

Comentarios