Home > Intercultural > El diabluma, personaje que ‘prende el fuego’ en el Inti Raymi

El diabluma, personaje que ‘prende el fuego’ en el Inti Raymi

 

En la fiesta popular del Inti Raymi, que se da cada año en junio, existe un protagonista que nunca falta en esta celebración. Se trata del Aya Huma (diabluma o diablo huma), quien marca el camino que siguen los danzantes que llevan sus cabezas decoradas con espejos, lentejuelas y plumas para celebrar la fiesta del Sol.

Es un individuo enmascarado que se incorpora a muchas comparsas del callejón interandino, especialmente a las que se manifiestan en las conmemoraciones vinculadas con las cosechas en la Sierra ecuatoriana y la fiesta de San Pedro. Es, además, un símbolo folclórico del pueblo cayambeño.

NOMBRE. Folcloristas e investigadores sostienen que se prefiere diabluma en lugar de diablo-huma, como algunos suelen escribirlo.
Se comunica a través de gestos
“El diabluma es el guía o consejero de la comunidad”, explicó Martha Vargas, folclorista.

“El personaje no habla nunca mientras está disfrazado. Se comunica solo a través de sus gestos y señas”, agregó Vargas.

EL DATO
La palabra huma, significa en kichwa ‘cabeza’, por eso su nombre cabeza de diablo.Según la experta, cuenta la leyenda que previo a su aparición en las comparsas en las que participa, el diabluma se baña tres días en una cascada para contactarse con el diablo y adquirir el poder y la habilidad necesaria para el combate ritual que protagonizaba en otros tiempos o, simplemente, para adquirir las energías necesarias que necesita para el baile.

Caracterización
El disfraz acopla elementos españoles e indígenas. Jorge Luis Torres, antropólogo , describió la fabricación de la máscara del diabluma como una capucha de tela, azul oscuro o rojo, que le cubre hasta la mitad del pecho. Dos agujeros corresponden a los ojos y uno a la boca. Las orejas se representan por un par de asas embutidas de trapo y de la misma manera una tercera representa la nariz. Aclaró que hay ligeras variantes de los colores de la vestimenta y los componentes de la máscara. En la parte superior lleva tres hileras de cuatro cachos o cuernos también embutidos de trapo. La máscara tiene dos caras, la posterior es similar a la anterior, decoradas con varios dibujos y adornados de hilo colorido. Lleva camisa, pantalón bombacho o un zamarro y en una de sus manos tiene un largo ‘fuete’, que agita mientras camina. (DLH)

Una mezcla de culturas

° Si bien el término nace en la época de la Colonia española, los nativos desconocían de la existencia del diablo, por lo que adoptaron al diabluma como una evocación del ‘cuichi’ (dios de la lluvia), que fructifica los campos.

fuente:https://lahora.com.ec

Comentarios