Home > Nacionales > Ecuador: últimas medidas económicas todavía no tienen plazos de ejecución

Ecuador: últimas medidas económicas todavía no tienen plazos de ejecución

 

Aunque van en la dirección correcta, analistas consideran que las medidas económicas anunciadas el martes por la noche por el Ejecutivo, son insuficientes y falta más claridad para que se pueda dimensionar el ahorro efectivo que se generaría. Además, todavía queda pendiente un plan económico integral.

Austeridad fiscal
No hay un plan concreto con fechas y metas específicas, pero mediante procesos de eliminaciones y fusiones, el Gobierno quiere pasar de 27 a 20 Ministerios, con lo que se ahorraría 60 millones de dólares. Mediante las optimizaciones en empresas públicas se conseguiría 350 millones. Por eliminación de gastos de la burocracia y venta de bienes se obtendría 150 millones más.

Sin embargo, Jaime Carrera, miembro del Observatorio de la Política Fiscal, comentó que aunque las medidas van en la dirección correcta, nuevamente son insuficientes. Además, no se presenta un plan económico integral con metas de crecimiento e inversiones.

“Sin un plan económico creíble, las inversiones no se van a concretar y el financiamiento va a ser más difícil de conseguir. El ahorro efectivo será, en el mejor de los casos, de la mitad”, contó.

Con respecto a la salida de funcionarios públicos con contratos ocasionales y nombramientos provisionales, José Augusto Briones, secretario de Senplades, afirmó que hasta mayo llegaba a 42.000 personas y que para finales de año se proyecta la meta de 75.000. En el caso de las últimas medidas, se espera la salida de hasta 1.500 personas en Ministerios y empresas públicas.

No obstante, Carrera anotó que las cifras generan dudas porque en los hechos la masa salarial no solo no ha disminuido, sino que ha aumentado. “Si desvinculando a 42.000 personas no se han visto ahorros, menos se verán con 1.500”, concluyó.

Subsidios de combustibles
Según las previsiones del Ejecutivo, con la subida a 2,98 dólares del galón de gasolina súper, se espera recaudar 100 millones al año. Sin embargo, Napoleón Santamaría, analista tributario, explicó que esa meta es poco realista.

“Solo el 50% de los que actualmente consumen gasolina súper lo seguirán haciendo luego del aumento, el otro 50% se repartirá entre extra y eco país. Además, el ofrecimiento de subir en 2 grados el octanaje, de 90 a 92, reportará más costos”, consideró.

La recaudación llegaría a 50 millones anuales. “El verdadero objetivo sería desmitificar que no se pueden eliminar subsidios. A mediano plazo están en la mira todos los combustibles”, anotó Santamaría. Para esto servirían las mesas de dialogo que ofreció el presidente, Lenín Moreno, pero por el momento no se ha decidido desde cuándo y cómo se realizará este proceso.

El Decreto Ejecutivo para el alza de la súper estaría listo hasta la próxima semana.

Con respecto a la subida del diésel de consumo industrial, todavía no hay un mecanismo claro. Según Richard Martínez, ministro de Finanzas, se están afinando detalles y el anuncio se haría en los próximos días.

Dinero de la corrupción
Eduardo Jurado, secretario general de la Presidencia, explicó que ya se tienen identificados dineros en Panamá y Estados Unidos, pero no especificó montos ni metas a corto y mediano plazo. La economista Luz Corral afirmó que hay pocas concreciones y, por lo tanto, mucha desconfianza sobre la efectividad de la medida. “El Gobierno debe ser más explícito y claro en cómo recuperaría el dinero de la corrupción”, subrayó.

Financiamiento
Martínez anunció que esta semana, en el Comité de Deuda, se aprobará un financiamiento por 1.000 millones de dólares, de los cuales, 500 millones llegarán por banca de inversión y los otros 500 millones por financiamiento de multilaterales. “Hasta final de año se levantarán 1.000 millones más con lo que cerraremos un déficit global de 4.000 millones este año”, añadió el funcionario. (JS)

Reacciones de Nebot
° El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, indicó que los subsidios no solo deben ser para los pobres sino también para el aparato productivo. “Si usted quiere suprimir el subsidio al diésel debería hacer un análisis, cuánto supuestamente se va a ahorrar como Estado mediante esa supresión y debía ser, por otro lado, cuáles son los posibles perjuicios para la gente, para la economía y para el Estado”, aseveró.

fuente:https://lahora.com.ec

Comentarios