Home > Intercultural > Ecuador empeñado en reducir sus emisiones

Ecuador empeñado en reducir sus emisiones

 

La lucha contra el cambio climático no tiene que ver solo con la reforestación de sus bosques, sino con educar a las comunidades y a las personas hacia un adecuado manejo y un uso sustentable de todos los recursos naturales.

Al hablar de cambio climático, el objetivo en Ecuador es tratar de reducir las emisiones manteniendo los sumideros, es decir los bosques primarios y buscar adaptaciones a los efectos irreversibles como consecuencia de los gases que están ocasionando el aumento de la temperatura.

Karina Salinas, coordinadora de la Unidad de Gestión y Evaluación de la Adaptación al Cambio Climático del Ministerio del Ambiente (MAE), en el marco del Día de la reducción de emisiones, proclamado por las Naciones Unidas, aseguró que Ecuador tiene una estrategia nacional aplicable hasta 2025 que habla de la mitigación (reducción de emisiones) y adaptación (adaptarse a los cambios de clima a largo plazo).

Trabajo
Salinas habló de la implementación de planes y programas como Pro Amazonía, que tiene más de un año de ejecución, y cuenta con un financiamiento aproximado de 50 millones de dólares otorgados por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF por sus siglas en inglés) y por el Fondo Verde para el Clima de las Naciones Unidas.

Este dinero permite trabajar en las áreas vulnerables con la implementación de fincas agroecológicas y el uso sustentable de sus recursos. Esto ha permitido reducir la deforestación en las áreas de influencia del proyecto.

Los trabajos de mitigación y adaptación son importantes, debido a los efectos irreversibles que ya se registran en el planeta, al promedio de 0,7ºC de variación en la temperatura registrado desde la época preindustrial, según el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

Esto ha ocasionado el retroceso de entre 40 y 50% de los glaciares en Ecuador, la pérdida de poblaciones de corales marinos, la alteración de hábitat en los páramos con graves riesgos de desaparición de especies y la adaptación de otras, como los vectores que transmiten enfermedades. (CM)

Educación
° La educación ambiental tiene que incorporarse a la educación formal, opina Karina Salinas, coordinadora de la Unidad de Gestión y Evaluación de la Adaptación al Cambio Climático del Ministerio del Ambiente (MAE).

Menciona que desde el Ministerio hay estrategias de educación ambiental que parte de la socialización de los proyectos a ejecutarse en las comunidades, con el fin de crear conciencia y fortalecer capacidades.

fuente:https://lahora.com.ec

Comentarios