Home > Provinciales > Dos provincias en alerta naranja

Dos provincias en alerta naranja

 

La directora general del Servicio de Gestión de Riesgos, Alexandra Ocles, firmó la resolución de cambiar la alerta amarilla a alerta naranja y dispone a los Comités de Operaciones Emergentes (COE) provinciales, “implementar planes de evacuación y respuesta” para proteger a los habitantes de ambas provincias, afectadas por las inundaciones causadas por intensas precipitaciones en las últimas horas.

Además, la funcionaria llegó anoche a la provincia.

Datos. El aguacero que empezó la noche del miércoles en algunos cantones y continuó hasta las 11h00 de ayer, inclusive, causó daños en al menos 10 cantones, de acuerdo a lo señalado por el gobernador Xavier Santos, presidente del Comité de Operaciones Emergentes (COE) de Manabí. Los mayores daños se registraron en Manta
Santos alertó de una creciente del río Portoviejo, que se esperaba llegue y afecte las zonas bajas de esta ciudad, Rocafuerte y parte de Sucre, por la descarga de agua por el vertedero de la presa Poza Honda, que a las 15h00 estaba en los 212 m3 por segundo y la cota 107,8.
También anunció una creciente del río Chone por la crecida de los ríos Garrapata y Mosquito, con afectaciones mayores para Chone, San Antonio y Ricaurte.
El gobernador calificó a la lluvia de ayer como “la más intensa registrada este año”.
Señaló que los COE cantonales son los responsables de los planes de contingencia en sus territorios.

Vías. En las vías Junín-Calceta (cerro), Manta-El Porvenir, San Lorenzo-San Mateo, Rocauerte-Charapotó, San Plácido-Pichincha y a la altura de Santa Rosa en la ruta del Spondylus, se registraron afectaciones que fueron superadas por maquinaria del Ministerio de Transporte y Obras Públicas y del Gobierno Provincial de Manabí, señaló el subsecretario Xavier Ganchozo.
El administrador de Cnel, Enrique Veloz, indicó que se presentaron problemas en las subestaciones de Puerto Cayo y Manta 2 por las lluvias y las descargas eléctricas. También se cayeron 3 postes del alimentador de la subestación Manta 2 y esperaban que baje el nivel del agua para sustituir los postes.
En Portoviejo 3 sectores están en alerta máxima de riesgo. Se trata de El Rocío Alto -al final de la calle 20 de Julio- donde fueron evacuadas 3 familias a casas de parientes porque las viviendas están en riesgo por socavación del terreno; en la ciudadea Cevallos donde evacuaron a dos familias cuyas casas están junto a una quebrada y, en la ciudadela Briones ante posibles deslizamientos por aguas subterráneas.
Johny García, director de Riesgos del municipio, señaló que mantienen monitoreo en el rio por la posible creciente y dijo que 270 personas están atendiendo la emergencia.
El gerente de Portoaguas, Leonel Muñoz, indicó que la producción de agua bajó a 2.600 m3 por hora en Cuatro Esquinas y pidió cuidar el agua. El alcalde (e), Carlos Vásquez, dijo que todos los recursos económicos y físicos están a la disposición para atender la emergencia.
En Portoviejo la mayor afectación fue en la zona norte, donde no hay alcantarillado. En El Rosal, aledaño a Solca, las viviendas y el albergue Matás Mujica se inundaron.
Ligia Vélez, presidenta de la Fundación, dijo que no pueden usar los baños, lo que afecta a los 60 pacientes albergados.
En la ciudadela municipal, Metropolitana, avenida Rotaria, Picoazá, las afectaciones fueron mayores. En el paso lateral un deslizamiento de tierra por una construcción privada cubrió la vía, que fue limpiada por el GAD.
Olivero Vélez, quien habita en la ciudadela Bellavista, no escondió su preocupación por la cantidad de agua que cruza por la canal Río de Oro. Recordó que dicho estero sale cuando el invierno es bueno, y si el cauce está tapado puede romperse y causar afectaciones.
Anoche al cierre de esta edición se inundó Calderón.

fuente_http://www.eldiario.ec

Comentarios