Home > Provinciales > Control a la venta de palma de cera

Control a la venta de palma de cera

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece sanciones que van de uno a tres años de prisión por la extracción de especies protegidas de vida silvestre y su venta. Autoridades recomiendan utilizar otras especies de plantas.

Vicente Zavala, coordinador zonal del Ministerio del Ambiente, dijo que entre las alternativas están las plantas de romero, arrayán, manzanilla, hojas y flores de maíz, totora, laurel, bambú, y otras, pues el uso de la palma de cera está prohibido.
CAMPAÑA. Desde hace ocho años, el MAE promueve la campaña “La tradición y la conservación van de la mano” para evitar el uso de la palma de cera.
Esto, debido a que especies de aves como el perico cachetidorado y el loro orejiamarillo, que anidan en la palma, siguen en peligro de extinción.
Cada año el loro orejiamarillo migra, entre agosto y noviembre, a los bosques nublados y se alberga en las copas de las palmas.
En Manabí, ambas especies de aves no habitan en los bosques. Tampoco existe la palma de cera.
Zavala recordó que en el 2016 retuvieron alrededor de 950 ramos en los diferentes cantones de Manabí, cuya planta llega de otras provincias, mientras que en el 2017 fueron retenidos 69 ramos.
“Eso evidencia una concienciación en la ciudadanía”, indicó, al agregar que la campaña con la Iglesia católica, la Policía de Ambiente y otros organismos ha dado resultados.
Geovanny Ponce, jefe de la Policía de la subzona Manabí, indicó que miembros de la Unidad de Protección del Medio Ambiente (UPMA) estarán desde hoy en las vías y en las iglesias para evitar el expendio de la palma de cera.
Ponce recordó que el COIP establece la sanción de uno a tres años de prisión a la persona que transporte o comercialice este tipo de planta.
Tradición. Marcelo García, párroco de la iglesia Espíritu Santo de Portoviejo, explicó que el Domingo de Ramos se celebra el ingreso solemne de Jesús a Jerusalén y la Pasión del Señor.
Indicó que el ramo se usa para recordar lo que dice el Evangelio. “Cuando Jesús entró a la ciudad montado en un burro la gente ponía ramos y palmas a su paso, signo de respeto, devoción, y reconocimiento a su figura”, dijo.
Aclaró que la Iglesia católica no promueve el uso de la palma de cera.

FUENTE:http://www.eldiario.ec/

Comentarios