Home > Internacionales > Ayuda humanitaria para Venezuela se acumula en Cúcuta

Ayuda humanitaria para Venezuela se acumula en Cúcuta

 

Arroz, panela, aceite, harina, chocolate, medicinas… La ayuda humanitaria enviada por el gobierno de Donald Trump se acumula en Cúcuta, ciudad fronteriza de Colombia, a la espera de poder ser ingresada a Venezuela.

Nicolás Maduro rechazó la llegada de la ayuda, dijo que era un ‘show’, y pidió que se repartiera en la nación vecina. El líder chavista negó que en su país haya una crisis humanitaria y dijo que su gobierno no aceptará ‘limosnas’.

La oposición venezolana ha prometido entregar la ayuda humanitaria, pero aún se desconoce el mecanismo para lograrlo porque el paso fronterizo que se emplearía ha sido bloqueado por los militares.

También hay incertidumbre sobre el comportamiento que tendrían los militares, principal base de apoyo a Maduro, cuando los opositores traten de ingresar los cargamentos hacia territorio venezolano.

En un centro de acopio que habilitó el Gobierno colombiano en Cúcuta, a un lado del puente fronterizo Las Tienditas, voluntarios llenaban bolsas con harina de maíz, lentejas, atún enlatado, otros alimentos y productos sanitarios proporcionados por EE.UU.

“Toda esa ayuda humanitaria agárrenla y se la dan al pueblo de Cúcuta que tiene bastante necesidad”, dijo Maduro, mientras en la frontera, venezolanos clamaban que se permita la entrada de la ayuda a Venezuela.

El presidente interino, Juan Guaidó, advirtió a los militares que pueden cometer “un crimen de lesa humanidad” si impiden la entrada de la ayuda, que calculó puede salvar la vida de unas 250.000 personas.

En medio de tensión y pese al éxodo de millones de sus compatriotas, la escasez de alimentos y medicinas, Maduro envió un barco militar a Cuba para entregar 100 toneladas de ayuda humanitaria.

Unos 4.000 venezolanos cruzan a Cúcuta, Colombia, a diario, para almorzar en un comedor comunitario de la diócesis que les ofrece comida desde 2018, registró el diario El Nacional.

Maduro, quien vive su peor crisis de gobernabilidad, se mostró desafiante ante las sanciones impuestas por Washington sobre la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), y aseguró que “siempre tendrá mercados” para el crudo que venía comercializando en Estados Unidos.

Sin embargo, dijo que un eventual bloqueo de los barcos que trasladan el petróleo venezolano tendría consecuencias ‘catastróficas’ sociales y económicas para el país que recibe el 90% de sus ingresos de la venta del crudo.

Guaidó llamó a manifestaciones para presionar a los militares y que permitan el ingreso de la ayuda. “No es capricho, no es migaja, es necesidad… El momento es ahora”, apuntó. (I)

fuente:https://www.eluniverso.com

Comentarios