Home > Intercultural > Alberto Jimbo lleva en su sangre el arte andino

Alberto Jimbo lleva en su sangre el arte andino

 

En la actualidad existen muchos artesanos kichwas que se dedican a elaborar instrumentos musicales de viento, uno de ellos es Alberto Jimbo. Él, además de pertenecer a un grupo folclórico, también fabrica pallas, quenas, zampoñas, rondadores y flautas. Son más de 20 años dedicado a esta actividad, la misma que ha generado recursos económicos para su familia.

En su vivienda, ubicada por la urbanización Selva Alegre, tiene su pequeño taller. Allí se exhibe una muestra de los instrumentos de viento que han sido trabajados con sus propias manos. Para esto utiliza unas pequeñas herramientas que le sirven para dar forma y afinar el sonido. Su vinculación con el conjunto Inka Llacta, fue lo que le motivó aprender desde muy joven este arte.

Precios para todos los bolsillos
Jimbo menciona que para hacer un rondador, antes se utilizaba el carrizo como materia prima, pero con el pasar del tiempo esto se fue perfeccionando y hoy en día se usa el bambú. “Este material se lo consigue de las montañas altas del país, en este caso tengo personas que vienen a dejar, para luego ser procesadas y poder laborar”, comenta. Agrega que para hacer una quena se necesita saber la medida, el proceso de hacer los huecos y finalmente la pintada y decoración.

Las quenas artesanales tienen un costo de 20 dólares, mientras que los rondadores van desde los 10 dólares, dependiendo de su tamaño. Las zampoñas valen 35 dólares. “Los instrumentos anteriormente señalados son artesanales y fabricados con materiales naturales. Por ejemplo, la zampoña se hace en base a un bambú especial, pero en la actualidad se pueden encontrar unas que son fabricadas en PVC, pero, aunque se consigue un buen resultado, el sonido no es el mismo”, señala Jimbo.

Origen
El rondador es un instrumento musical ecuatoriano. Es una flauta de tubos de origen incierto, aunque por las características de su afinación, se puede decir que es posterior a la llegada de Cristóbal Colón, ya que los incas no conocían la escala cromática ni los intervalos de tercera, que es una de las características de esta flauta, señala Alberto Jimbo.

En las regiones andinas de Bolivia, Perú, Chile y Ecuador -añade- los instrumentos más característicos son la flauta de caña, la zampoña, el siku, la antara, el rondador y las quenas, comúnmente acompañadas de charangos y bombos que servían para las fiestas y rituales.

Se ha enfocado la música andina como si fuera un estilo melancólico, nostálgico, interpretada con flauta de caña y charango. Pero, en realidad -asegura Jimbo- engloba no solo este tipo de música, sino diferentes estilos y formaciones instrumentales que se dan en toda la geografía andina. (PMHR)

fuente:https://lahora.com.ec

Comentarios