Home > Nacionales > Al menos a 55% de ecuatorianos se debe inmunizar contra el covid-19

Al menos a 55% de ecuatorianos se debe inmunizar contra el covid-19

 

En el plan de vacunación local se prevé aplicar dos dosis a nueve millones de ecuatorianos. Es un 51,7% de los 17,4 millones de habitantes. Se administrarán hasta octubre de este año; por lo que expertos debaten sobre cuántas fórmulas harán falta para alcanzar la inmunidad frente al SARS-CoV-2 y en qué plazo. Con un modelaje matemático, la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) plantea la necesidad de vacunar al 55% de la población. Analizaron cifras de la curva epidemiológica, casos nuevos, acumulados y fallecidos. Y realizaron una proyección sobre la magnitud de la intervención requerida. Así Enrique Terán, docente que participó del estudio publicado en la revista científica Frontiers (Suiza) en noviembre pasado, sostiene que las dosis deben llegar a casi nueve millones de ciudadanos para alcanzar la inmunidad de rebaño; es lo que tiene previsto el Gobierno. Además, como se ha dicho en el mundo, recuerda que la prioridad son grupos susceptibles al contagio y con alto riesgo de muerte. El epidemiólogo Alberto Narváez coincide y añade a quienes padecen patologías preexistentes. Son personas de 50 a 65 años con obesidad, cardiopatías, hipertensión, diabetes. También son vulnerables a enfermarse gravemente y a morir contagiados.

“Entre los tres grupos suman menos de tres millones de personas, por lo que sería ideal comenzar con su inmunización inmediata”, pide Narváez. Pero el Ministerio no ha hablado de los enfermos crónicos. En otros países, las metas son más ambiciosas en cifras y tiempos. La salubrista Inty Quevedo cuenta que en Chile se habló de la necesidad de vacunar al 80% de su población. Como la mayoría, se empezará por el personal de salud y adultos mayores. Luego irán por los adultos de 18 a 59 años. “En Ecuador solo se han realizado anuncios, pero no hay claridad sobre cómo será el manejo”. EE.UU. planea vacunar a toda su población hasta junio. Pero también se priorizó al trabajador sanitario. Giovanni Roldán, médico ecuatoriano de 29 años radicado en Miami, completó el esquema de inmunización ayer. Recibió las dos vacunas contra el covid-19. “En las primeras 48 horas me harán un seguimiento para ver si hay reacciones adversas”. Luego de la primera dosis (el 15 de diciembre) -relata- sintió malestar leve: dolor de cabeza, fiebre baja y fatiga. “Eso se solucionó con paracetamol”.

También desde EE.UU., Josefina Coloma, PhD en Salud Pública y Microbiología y catedrática de la U. de Berkeley, opinó sobre la vacuna. Idealmente -anota- si hubiera suficientes vacunas habría que administrarlas a toda la población, como harán países pequeños, por ejemplo Israel. En el mundo, apunta, para detener la circulación del SARS-CoV-2 se recomienda llegar al 60 y 80% de pobladores. Pero depende de la capacidad de transmisión del virus. “La variante de Reino Unido es más veloz, por lo que se requerirá mayor porcentaje de inmunizados para detenerla”. Para la médica es importante conocer el porcentaje de ecuatorianos que ya se han contagiado. “Tienen inmunidad natural. Aunque eso no dura a largo plazo, como ya se ha visto”. Hasta la semana anterior, el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, afirmó que dos de cada tres ecuatorianos aún no se ha infectado con este coronavirus. “Ecuador, como todos los países, debe competir con el Primer Mundo que acapara las vacunas”, explica Coloma. Por eso, en esta primera fase hay que elegir a los sectores llamados prioritarios. El criterio de selección en los primeros meses debe basarse -precisa- en salvar la vida de los más vulnerables y en salvar al sistema de salud del colapso. Por eso hay que vacunar primero a los adultos mayores, enfermos crónicos y, claro, al personal de salud expuesto a altas cargas virales. “A mayor número de vacunados, el virus dejará de circular y la economía se reactivará”.

Sin embargo, a Rodrigo Henríquez, epidemiólogo, le preo­cupa que la meta de vacunación se logre a largo plazo. Semanas atrás, el Gobierno anunció el inicio de la fase 0 de su plan de inmunización. En este mes llegarán 50 000 dosis, de Pfizer-BioNtech, para personal de salud y adultos mayores en geriátricos y sus trabajadores. A fines de marzo arribarán para otros en primera línea, más médicos, policías, personal de limpieza, etc. Entre abril y junio se colocarán las dosis a mayores de 18 años. Ayer, el ministro Zevallos dijo que el plan es administrar los nueve millones de vacunas hasta septiembre-octubre.

fuente:
https://www.elcomercio.com/actualidad/ecuador-vacuna-covid-inmunidad-fallecidos.html.

Comentarios